Víctor Merari propone crear una fiscalía especializada en maltrato animal y cuidado del medio ambiente

Publicado septiembre 23, 2020, 3:20 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 7 mins

MÉRIDA.- Ante la falta de castigo contra los infractores de las leyes que protegen la naturaleza y los animales, el diputado Víctor Merari Sánchez Roca propuso este miércoles la creación de la Unidad especializada contra el maltrato animal y cuidado del medio ambiente.

Mediante un punto de acuerdo que presentó en la sesión plenaria, el legislador panista propuso que la nueva oficina forme parte de la Fiscalía General del Estado, a fin de que pueda convertirse en una dependencia que persiga efectivamente los delitos contra el maltrato animal y los atentados contra el medio ambiente.

“No se puede celebrar el aumento a los castigos si no hay castigados, y con esta unidad especializada estoy seguro que los castigados aumentarán”, aseguró Víctor Merari en su exposición de motivos.

“Los agentes adscritos a esta unidad especilizada serán quienes tendrían la responsabilidad de dar respuesta a la demanda social, que reclama una mayor actuación en los casos de maltrato animal y una celeridad y urgencia mayor, cuando la vida y/o bienestar de los animales, corra peligro”, añadió.

A la par, esta unidad especializada puede aplicar y vigilar el cumplimiento de las disposiciones legales en materia de ecología y de protección al ambiente atribuidas al Ejecutivo Estatal.

También formular, ejecutar y evaluar el Programa Estatal de Protección al Ambiente, establecer sistemas de verificación ambiental y monitoreo de contaminantes, implantar medidas y mecanismos para prevenir, restaurar y corregir la contaminación del aire, suelo, agua y del ambiente en general.

Igual difundir los programas y estrategias relacionadas con el equilibrio ecológico y la protección del ambiente, así como promover la educación y la participación comunitaria, social y privada para la preservación y restauración de los recursos naturales y la protección del ambiente.

Otra función será aplicar la normatividad para el manejo y disposición final de los residuos industriales, así como para la construcción de los sistemas de tratamiento de aguas residuales, promover y ejecutar directamente o por terceros.

También la construcción y operación de instalaciones para el tratamiento de residuos industriales, desechos sólidos, tóxicos y aguas residuales, así como promover, coordinar y participar en acciones de protección, conservación, reforestación, fomento y vigilancia de los recursos forestales de Yucatán.

Asimismo podrá regular y promover la protección de los recursos de fauna y flora silvestres en territorio del Estado, declarar las áreas naturales protegidas de interés Estatal, fomentar, ejecutar y en su caso, operar parques y áreas verdes, administrar, vigilar y controlar los parques naturales que tenga a su cargo, promover y fomentar las investigaciones ecológicas.
Finalmente, aplicar las sanciones previstas en las disposiciones legales de la materia y promover la aplicación de las que corresponda a otras autoridades, entre otras funciones.

La iniciativa del diputado Víctor Merari propone reformar el título sexto, capítulo único del Código Penal del Estado, al cual se le anexaría el siguiente artículo 206 Bis:

“Se creará una unidad especializada en contra del maltrato animal y cuidado del medio ambiente en Yucatán, con el fin de perseguir los delitos establecido en el Título Sexto, capítulo único y el Título vigésimo tercero, capítulo único del Código Penal del Estado en lo referente a la protección de los animales y el medio ambiente”.

En la exposición de motivos el diputado Sánchez Roca recordó que en México un millón de mascotas son maltratadas diariamente.

“Ocupamos el tercer lugar en crueldad animal a nivel mundial. Siete de cada 10 perros son víctimas de agresiones y abandono, según el Inegi”, señaló. “Se calcula que en México mueren al menos 60 mil animales al año por malos tratos, de acuerdo a la Asociación Anima Naturalis”.

Estas cifras se vuelven verdaderamente alarmantes ya que está documentado que un elevado y preocupante porcentaje de las personas que ejercen algún tipo de violencia contra animales, lo llegan a hacer en contra de seres humanos.

Desde ser abandonados hasta las peleas de gallo, el tráfico de animales exóticos y su matanza para uso de pieles o partes del cuerpo son las formas a la que un animal puede ser expuesto al maltrato.

“Recientemente hemos visto en medios y en redes sociales, videos que muestran actos de auténtica barbarie contra los animales, mismos que me llenan de profundo dolor e indignación y los cuales rechazo enérgicamente”, alertó.

El maltrato animal es un factor que predispone a la violencia social y, al mismo tiempo, una consecuencia de la misma. Forma parte de la cascada de la violencia que nos va alcanzando a todos como individuos y como sociedad, ya que una persona que abusa de un animal no siente empatía hacia otros seres vivos y tiene mayor riesgo de generar violencia hacia otras personas.

El maltrato hacia los animales es tolerado por aquellos que lo observan; se minimizan sus causas y sus efectos, y los padres, maestros y comunidades que no dan importancia al abuso animal en realidad incuban una bomba de tiempo.