Un niño que no cumplirá el sueño de que su maestro lo vea próspero y triunfador

Publicado agosto 29, 2018, 12:15 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

Lo recuerda como un niño terrible, pero esforzado y siempre dispuesto a ayudar a su mamá, ya sea en la venta de dulces o recogiendo latas durante la Feria de Reyes, todo para sacar adelante a la familia.

Como un alumno que, pese a su mala conducta inicial, no echó en saco roto los consejos, y albergaba en su corazón sueños de superación en la cultura del esfuerzo, porque todo trabajo dignifica a la persona.

Es la memoria que tiene el maestro Víctor Hugo González Mena de su alumno Saulo Neftalí Rivera Cen, el niño atropellado en Tizimín la noche del martes.

Le dio clases en 5o. y 6o. en la primaria Sebastián Molas de la Ciudad de los Reyes, donde anoche un ebrio conductor, identificado como Jesús Eduardo Heredia Reyes, se subió a la acera con todo y vehículo atropellando a cinco niños que estaban sentados en la acera.

En un escrito que publica en Facebook, acompañado de algunas fotos de Saulo, el maestro menciona que aún lo recuerda bailando su vals y yendo a la primaria comunión del menor, quien emocionado lo recibió.

Hoy el docente pide justicia para el niño cuya vida acabó de la peor manera debido a la imprudencia de un irresponsable conductor, quien también dejó a otros cuatro menores lesionados.

Aquel pequeño travieso ya no cumplirá el sueño de que su maestro lo vea algún día próspero y triunfador.

A continuación, el emotivo mensaje que dedica el profesor a su alumno:

Desde que te tuve en quinto grado en la Sebastián Molas de Tizimín, supe que tu mala conducta jamás serían impedimento para trabajar juntos y lograr lo mejor de ti. Siempre me platicaste de cómo ayudabas a tu mamá a vender para sacar adelante a tu familia y siempre te dejé en claro que todo trabajo dignifica a la persona sin importar que sea vender dulces o recoger latas durante la feria.

Cuando se acercaba el día de tu primera comunión emocionado me invitaste y te llenaste de alegría cuando llegué junto a tus compañeros. Eres y serás mi mejor ejemplo de que todos los alumnos pueden crecer académica y conductualmente, mis ex compañeros de escuela no me dejarán mentir.

Mi niño, mi terrible pero a la vez amado Saulo, una imprudencia por culpa de un irresponsable acabó con tu vida de la peor manera. Tenías tantos sueños por cumplir, terminar tus estudios porque querías que yo a mi visita a Tizimín te vea próspero y triunfador, hoy la terrible noticia ha desgarrado una parte de mí, porque a parte de ser tu maestro de 5 y 6, me llegaste a considerar tu amigo.

Apenas hace 2 meses te veía feliz bailando tu vals de egreso de primaria y al finalizar corriste a abrazarme llorando porque ya no nos volveríamos a ver en el aula y te prometí que siempre estaría pendiente de ustedes, pero sobre todo de ti.

Que tu muerte no quede impune y que se castigue al culpable de arrebatarte la vida mientras tu inocentemente a tus 12 años jugabas con tu hermano y primos en la puerta de la casa de tu abuela. Que Dios te tenga en su Santa gloria mi Saulo Neftalí Rivera Cen.
Con cariño, tu maestro Víctor Hugo.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.