Sigue en suspenso el destino de la cámara hiperbárica del O’Horán

La Secretaría de Salud de Yucatán realiza un estudio para determinar si es viable aún su operación. El análisis incluye el edificio donde se encuentra este equipo que puede contribuir en mucho en casos de buzos descompresionados, pero también en pacientes diabéticos.

438
Desde hace nueve años, la cámara hiperbárica más grande de América Latina se encuentra abandonada en un edificio inconcluso ubicado en Mérida, Yucatán. El equipo forma parte de un centro de salud al cual se destinaron más de 80 millones de pesos, pero sigue sin funcionar Francisco Hernández / La Jornada Maya

El destino de la cámara hiperbárica multiplaza aún es analizado, informó el secretario de Salud de Yucatán (SSY), Mauricio Sauri Vivas, quien dijo que ese análisis involucra todo el edificio en el cual está la inconclusa obra que inició hace 11 años.

Por lo pronto, sigue abandonado en el Hospital O’Horán este equipo, el cual contaba con tecnología de punta y que en 2008 fue la quinta de su tipo en América.

“Se analiza el proyecto original para ver si es viable actualmente”, es decir, se busca conocer la funcionabilidad y factibilidad del equipo, respondió el doctor Sauri Vivas al preguntarles sobre este equipo que gestionó la gobernadora Ivonne Ortega Pacheco y que su sucesor Rolando Zapata no quiso hacer inversiones para echarla a andar.

Con base a las condiciones en que está la cámara y el inmueble que la alberga, se determinará el destino que tendrá el equipo, en el cual se puede atender a 20 pacientes al mismo tiempo.

Sin embargo, desde hace 11 años sigue sin uso y, desafortunadamente, nunca fue instaló, lamentó Sauri Vivas.

Entre las irregularidades detectadas estás que el edificio se construyó estando dicho equipo, el cual hace una década fue considerado como uno de los tres más completos en América Latina.

También se constató que hace falta la conexión de gases así como conductores, entre otras cosas que forman parte del equipo total de la cámara hiperbárica,

Indicó que “se hace el análisis del uso de todo el edificio”, ya que la cámara hiperbárica multiplaza está considerada como “obra negra”, y se ve la forma de optimizar la infraestructura y el equipo con que se cuenta.

Expresó que “la cámara hiperbárica multiplaza está asentada (en el O’Horán) desde hace poco más de seis o siete años, y no hay fecha como para determinar cuándo se empezaría a utilizar”, señaló.

En entrevista que concedió al inaugurar la Segunda Semana Nacional de Vacunación, aseveró que con base a los resultados se determinará si se pondrá en funcionamiento, o bien, la forma de utilizar el inmueble sin dicho equipo.

Mencionó que la cámara hiperbárica multiplaza mide unos 17 metros de largo por 10 de ancho y cuenta con sillones tipo “reposet”, donde se les da el tratamiento al mismo tiempo, pero de acuerdo a sus necesidades.

Diversas son las ventajas que se tendrán con el equipo, como la mejoraría de manera sustantiva en la salud de pacientes con problemas circulatorios, diabéticos, artríticos o personas con problemas vinculados a infartos cerebrales, así como a los buzos con problemas de descompresión.

Incluso, con la cámara hiperbárica se evitaría la amputación de órganos, principalmente de pacientes diabéticos.

Pero, hasta el momento aún no se define el destino del equipo, la cual fue adquirida en 2008 y al concluir la administración de Ortega Pacheco, la obra quedó inconclusa.

Zapata Bello heredó el problema, y por medio del compromiso número 96 aseguró que lograría la construcción del edificio e instalación de la Cámara Hiperbárica Multiplaza.

Debido a lo complicado y oneroso del proyecto, modificó el compromiso, para ahora enfocarse a “Realizar el proyecto para que el edificio que alberga la Cámara Hiperbárica tenga una nueva vocación de acuerdo con las necesidades actuales del Hospital O’Horán, privilegiando el incremento de camas en la Unidad de Choque y Trauma”, pero de todos modos, nunca se concretó.

Incluso, la administración anterior pretendió enviar el equipo a Veracruz, pero una serie de denuncias que publicó Yucatán Ahora hicieron que el equipo se quedara en el estado.

Comentarios

Comentarios