¿Qué hizo mal Quintana Roo para estar a un paso del semáforo rojo?

Publicado mayo 18, 2021, 6:52 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

En momentos en que Yucatán vive una controlada pandemia de Covid-19, con la mayoría de sus indicadores epidemiológicos a la baja, en el vecino estado de Quintana Roo se vive una situación contraste, con prácticamente a un paso de volver al semáforo rojo.

De hecho, el Gobierno de Quintana Roo anunció cinco nuevas medidas restrictivas ante el panorama “no alentador” de la pandemia del coronavirus.

Por el contrario, Yucatán está ya saliendo de la pandemia, aunque hace unos meses se vio en una situación a la que se enfrenta ahora Quintana Roo.

Los meses más críticos para Yucatán fueron julio y agosto, cuando estuvo a un paso de regresar a semáforo rojo luego de que a principios de junio se estableció el semáforo naranja.

Durante la etapa crítica se establecieron duras medidas, como la ley seca, la restricción a la movilidad nocturna y el cierre de avenida y calles principales.

También se redujeron los aforos en sitios como establecimientos comerciales, restaurantes y mercados.

Igual se suspendieron eventos sociales y se cerraron playas.

Estas medidas fueron impopulares, pero a la larga demostraron que resultaron efectivas para controlar la pandemia, que desde septiembre comenzó una baja sostenible hasta llegar hasta donde hoy está Yucatán, que ya avanzó al semáforo amarillo.

Eso permitió que hubiera una reapertura económica segura y que escalonadamente se fueran retirando restricciones.

Las medidas que aplicó a tiempo el Gobierno del Estado permitieron tener una Navidad tranquila en Yucatán, a diferencia de estados del centro del país, donde en el invierno se disparó la disparó la pandemia.

Tras las vacaciones de Semana Santa se habló de una tercera ola de Covid-19, pero en Yucatán no se presentó, aunque se tomaron medidas como el cierre de playas que dieron resultados.

Desde hace un mes Yucatán avanzó hacia el semáforo amarillo y ya se anunciaron nueva aperturas y se ha retirado ya la restricción vial nocturna.

En Quintana Roo, hoy su gobernador Carlos Joaquín ofreció un mensaje nada alentador, ya que de mantenerse la tendencia de contagios que se ha visto en las últimas semanas se corre el riesgo de regresar al semáforo epidémico rojo.

Al anunciar las medidas y las advertencias, el jefe del ejecutivo estatal pidió comprensión ya que Quintana Roo está en un momento crucial.

Dichas medidas son:

-La supervisión de horario y de aforo será estricta y apegada al semáforo. De incumplirse, habrá cierres, suspensiones y clausuras.
-Eventos como competencias, Ferias, Congresos, exhibiciones, tendrán que generarse en el contexto de burbujas sanitarias en los que se deben respetar aforos, todo el que ingrese deberá mostrar una prueba de antígeno negativa de antigüedad no mayor a 48 horas, y una vez que se ingrese a la burbuja no podrá salir hasta concluido el evento.

-También se cerrarán las principales avenidas, y se evitará que haya reuniones sociales que incumplan las medidas de sana distancia.

-El transporte público y privado será también monitoreado y ningún vehículo podrá superar el número de pasajeros permitido en el color naranja.

-Las reuniones sociales masivas serán sancionadas, no podemos arriesgarnos a convivencias que incumplen las medidas de sana distancia y ponen en riesgo a toda la población.