Molestos vecinos cierran camino a Sahé: si Kekén no le teme al Covid-19, nosotros sí

Publicado abril 28, 2020, 3:39 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA, 28 de abril de 2020.- Luego de darse a conocer que en la planta de Kekén ubicada en la comisaría de Sahé se encuentran casos sospechosos de Covid-19, los pobladores bloquearon una de sus entradas con piedras y palos por temor a contagios.

Los molestos vecinos señalaron que si los directivos de Kekén no le temen al coronavirus, ellos sí y no van a permitir que por la ambición de la empresa porcícola haya “decenas de muertos” en esta comisaría perteneciente al municipio de Tixpéual.

Incluso dijeron que estaban dispuestos a enfrentarse con quien fuera necesarios, porque primero está su salud y su vida.

“Si el virus se mete a nuestro pueblo va a ser peor que un huracán, porque dicen que eso te mata en unas horas”, expresó Daniela Chi al comunicarse a la redacción de Yucatán Ahora. “No sabemos con qué nos enfrentamos, estamos muy temerosos, tenemos miedo por nuestros niños, por nuestros viejitos”.

“Vengan a ver cómo está la situación, vengan por favor, queremos que todo Yucatán se entere de esto”, suplicaba la informante.

Ayer lunes, como publicamos, empleados de la planta Sahé de Kekén realizaron un paro en demanda de que los directivos de la empresa intervengan ante presuntos casos sospechosos de Covid-19 en dichas instalaciones, ubicadas en el municipio de Tixpéual.

Señalaron que entre sus compañeros se encontraban de 60 a 70 que presentan síntomas de gripe, con mucha tos y fiebre, pero aún así, tenían que presentarse a trabajar.

Ante la protesta, los directivos los llevaron con unos médicos de planta y canalizaron a los enfermos con ellos para que los atiendan.

Este martes, la empresa informó que gracias a sus filtros sanitarios detectaron oportunamente casos sospechosos. En seguimiento a su protocolo, la persona identificada y aquellas que tuvieron contacto durante la jornada laboral deben regresar a su casa de inmediato a guardar cuarentena, mientras se toman pruebas y se realiza un diagnóstico claro para darle seguimiento al caso hasta conocer su evolución.

Ayer por la tarde, los pobladores decidieron bloquear con piedras y palos una de sus entradas por temor a la propagación del virus.

Autoridades tuvieron que intervenir, ya que se trata de un acceso que es paso de muchas personas que acuden a laborar en las fábricas del poblado.