Cásate en Yucatán y regresa para volverte a enamorar

La empresa regiomontana Pro Weddings Servicios Profesionales del Sureste busca, en una sola marca, ofrecer el destino no sólo para bodas, sino también para que el turismo nacional visite Yucatán, disfrute y regrese.

618
Foto: Daniel Ramírez

Conocer y visitar Yucatán, disfrutar de una inolvidable boda en una antigua hacienda, pasear por el Estado… Y volver pronto para seguir disfrutando.

Esa es la premisa que trae entre manos la empresa integral “Pro Weddings, Servicios Profesionales del Sureste”, una compañía regiomontana (con sede en Monterrey y en Mérida) que tiene como meta ofrecer bodas personalizadas en haciendas yucatecas e integrar nuestro destino al turismo nacional.

En Pro Weddings son varias las empresas que trabajan en equipo para ofrecerles a los futuros esposos un servicio totalmente integral, que incluye desde el pasaje aéreo desde donde contraten el servicio (puede ser Monterrey u otro lugar del país), el viaje, traslados, la estancia de los invitados, la boda civil y/o religiosa, la recepción, fiesta, música, espectáculos, catering… Absolutamente todo. Y si piensas que se olvidan de algo: no es así, tienen todo incluido.

La empresa opera con el hotel spa meridano “El Mesón de la Luna”, ubicado en Altabrisa. Allí los invitados y novios pueden hospedarse con variadas comodidades y servicios, así como también beneficios como el “Early Check In” (pueden ingresar al hotel antes de las 3 pm), un Bride Room (espacio exclusivo para que los novios se preparen antes de la boda) y masajes para los futuros esposos.

Jesús Casas es representante de Pro Weddings y explica que, más allá de concretar el sueño de los futuros esposos de casarse en una hacienda antigua (destino de moda para las bodas), lo que pretende la compañía es integrar el destino al turismo nacional.

“Queremos ofrecer Yucatán para que vengan, disfruten, se vayan pero regresen. Los novios y sus invitados no sólo viven la experiencia de una boda en una hacienda, sino también los llevamos a recorrer lugares maravillosos de Yucatán y todo lo ofrecemos en una sola marca, los servicios son totalmente integrados”, remarca.

Foto: Daniel Ramírez

Vamos a poner un ejemplo. Una pareja de regiomontanos o de Ciudad de México quieren casarse en una hacienda yucateca. Pro Weddings le ofrece una boda totalmente personalizada con las siguientes características:

  • Logística (organización de proveedores, trámites de ceremonias -civil-iglesia-chamán-, agencia de viajes para hacer recorridos)
  • Coordinación (traslados aeropuerto Mérida-hotel-evento-aeropuerto)
    Banquete (mobiliario, bebidas, alimentos, personal de cocina y banquete, dulcería, pastel y postres)
  • Espectáculo (ambientación, música, iluminación, audio en general)
    Imagen (cobertura total del evento en fotografía y vídeo)
  • Maquillaje y peinado
  • Cortesías

Las haciendas que actualmente están ofreciendo para las bodas son Chenkú y Hunxectaman, con un precio por persona –todo incluido- de $1994,00. Casas remarca que, con todos los costos cubiertos, el precio es realmente barato comparado con otros destinos o hasta para bodas organizadas en el norte del país.

“Buscamos que, cuando visiten Yucatán y disfruten de los paisajes, sitios históricos, platillos regionales y demás, sólo piensen en regresar”, manifiesta.

Pro Weddings trabaja con el Grupo Coronado Travels, también de Monterrey, y distintos proveedores yucatecos. Para más información el teléfono es 9999 885806 o pueden visitar su página de Facebook: Pro Weddings.

Tendencias de futuros esposos hoy

Alba Cantú es una de las coordinadoras de bodas que trabaja en Pro Weddings y hace 22 años que se dedica a este oficio que, dice, le encanta. Y a lo largo de más de dos décadas, esta experta casamentera ha visto cambios en las elecciones de los esposos mexicanos, más acordes a los tiempos que vivimos.

Nos cuenta que hoy día la gente se casa como antes –es un mito para ella que la gente ya no opta por el matrimonio- aunque las edades han cambiado.

“Los novios más jóvenes tienen 25 años y los más grandes alrededor de 40. Tiene mucho que ver el nivel de educación que tiene hoy en día la gente. Ahora Estudias, te recibes, viajas… Y luego te casas y lo más normal es que, tanto el novio como la novia, sean profesionistas”, señala.

Alba también explica que cuánto más grandes son los novios, más exigentes se ponen con la organización de sus bodas. “La mujer normalmente se pone más intensa con el tema de los detalles y el hombre es el más involucrado en organizar la luna de miel, a él le gusta pedir lo que va a disfrutar con su pareja”, puntualiza.

Asimismo Alba cuenta que hoy día hay más bodas igualitarias (personas del mismo sexo y se da en parejas más jóvenes) y también “segundas” bodas.
“Estos últimos son los más relajados porque ya vivieron la experiencia y lo que quieren ahora es disfrutar más”, concluye. -CGO.

Comentarios

Comentarios