Autorizan otra sascabera en Umán; vecinos molestos por la contaminación

Habitantes del vecino municipio denuncian que se asignaron 500 hectáreas de monte que serán devastadas por la empresa Procon para construir un nuevo banco de material pétreo.

1342

El deterioro del medio ambiente está en juego con la designación de 500 hectáreas al Grupo Industrial Productos de Concretos Peninsulares SA de CV (Procon), que proyecta la creación de un gran banco de extracción de material pétreo, denunciaron los vecinos de Umán.

Tras descubrir este atentado con la biodiversidad, el alcalde de Umán, Freddy Ruz Guzmán, se abstiene de intervenir para evitar un daño de grandes proporciones, ya que se pretende perforar hasta ocho metros por debajo del nivel del suelo.

Aunque la empresa ya cuenta con la autorización de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), hasta el momento se desconoce el contenido del Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) y, lo peor de todo, hasta el momento no realizan una encuesta entre los pobladores, la cual determinaría si están de acuerdo con dicha obra.

El terreno asignado está a un costado de la carretera Mérida-Campeche, y los vecinos temen que la planta pueda “devastaráuna importante extensión del monte que hay en Umán, el cual mantiene el equilibrio del medio ambiente”, aseveró Maximiliano Herrera.

“Es increíble la forma en que los comisarios, con el consentimiento del presidente municipal, estén depredando el monte”, acotó.

Lo peor de todo, agregó, es que “las autoridades dan espacios a los grandes consorcios empresariales, quienes destruyen la biodiversidad y dañan la salud de la población”.

Advirtió que la situación empeora ya que el gran banco de materiales tendrá una profundidad de ocho metros, es decir, por debajo del manto freático.

Reconoció que desafortunadamente, cuando la empresa abandona el lugar, estos sitios, mejor conocidos como sascaberas, de manera inmediata se convierten en basureros al aire libre.

Es decir, el efecto directo de contaminación es al agua subterránea, la cual alimenta a pozos y cenotes de la región, y al final, el líquido va a los humedales, para luego pasar al mar.

Asimismo, Jhony Baranda, otro vecino, remarcó que para la extracción del material pétreo, la empresa tiene que devastar con la flora y la fauna, en esta ocasión se trata de 500 hectáreas de terreno.

Indicó que en Umán hay diversos cenotes, por lo que en el área asignada pueden existir cuerpos de agua, los cuales “es importante y necesario protegerlos”.

Por lo pronto, Procon sólo espera el documento de cambio de uso de suelo, cuyo trámite se realiza en el ayuntamiento, por lo que los vecinos de Umán manifestaron que lamentablemente todo parece indicar que el presidente municipal dará la autorización.

Los vecinos reprobaron la actitud del edil, pues vela por sus intereses personales en lugar del bienestar de la población así como del medio ambiente.

Finalmente, Angelina Mut denunció la grave contaminación que genera la empresa cementera Holcim Apasco, la cual provoca daños en la salud de los habitantes de este municipio.

Lamentó el desinterés de las autoridades federales, y lo peor de todo, el edil panista se lava las manos en torno a la problemática.

A poco más de 10 de la instalación de dicha empresa, cada vez es mayor el deterioro de la salud de los vecinos de Umán, y lo peor de todo, hay la posibilidad de ampliación de dicha compañía.

Comentarios

Comentarios