Atrevido ladrón: le robó celular a funcionaria cuando acudió a firmar

Publicado octubre 30, 2017, 10:05 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Un conocido refrán dice que gallina que come huevo, aunque le quemen el pico, y esto fue precisamente lo que ocurrió con un ladrón que tuvo el descaro de robar un celular en la oficina donde acuden a firmar los delincuentes que gozan de libertad condicional.

Y para ponerle más condimento a la historia, el teléfono que robó pertenece a la coordinadora del Centro Estatal de Medidas Cautelares, la oficina que tiene la función de determinar la peligrosidad de los delincuentes.

Sin embargo, el temerario delincuente, identificado como Armando Abraham Cruz Quijano alias “Koyac”, no pudo llegar lejos porque porta un brazalete electrónico, lo que permitió que se le ubicara y detuviera poco después del hurto.

Los hechos ocurrieron en el Centro Estatal de Medidas Cautelares, a donde acudió a firmar y así cumplir con uno de los requisitos que le pidieron para gozar de la suspensión provisional del proceso que se le sigue por el asalto a un un hombre de la tercera edad que retiró dinero de un cajero automático.

Cruz Quijano ha sido liberado anticipadamente en cuatro ocasiones mediante el Nuevo Sistema de Justicia Penal, pese a que la ley solo permite dos de estas liberaciones a una misma persona.

Con respecto al robo del celular, se informó que al detectar la sustracción del aparato, se revisaron las grabaciones de las cámaras de seguridad, pues se sospechaba de “Koyac”, lo que finalmente se corroboró. No andaba muy lejos y enseguida se le detuvo.

El pasado 18 de octubre el individuo fue beneficiado al negociar una suspensión provisional por el asalto a un sexagenario que salía de un cajero automático, delito que cometió con un cómplice, el dominicano Reny José Reynoso Morillo, quien ya fue expulsado del país.

A “Koyac” se le puso en ese entonces como condición, residir en un domicilio propio, no salir del Estado, no portar armas, firmar en Medidas Cautelares (donde robó), no acercarse a la víctima en un radio de 200 metros, la colocación de un localizador electrónico y reparar el daño por la cantidad de ocho mil pesos.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.