Asesino trata de minimizar el crimen contra conductor de DiDi

Publicado mayo 23, 2019, 6:44 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Aunque su defensa trató de reclasificar el delito de homicidio que se le atribuye a Víctor Manuel G.C., de 24 años, la juez de control de Kanasín lo vinculó a proceso penal por los delitos de homicidio calificado, robo cometido con violencia y robo de vehículo automotor cometido con violencia.

Los defensores del asesino de Édgar Armando González Meneses, conductor de las plataformas inDriver y DiDi, querían que se le procese por homicidio agravado, es decir, que se cometió durante el robo del celular y el auto que conducía el joven de 27 años.

Finalmente prevalecieron los argumentos de los fiscales y la juez de control de Kanasín consideró que no se configuraba el homicidio agravado, porque los ladrones ya tenían el celular y el vehículo cuando Víctor Manuel mató al chofer.

La autoridad judicial ratificó la medida cautelar de prisión preventiva que se le impuso al acusado, la cual se mantendrá vigente por todo el tiempo que dure el proceso. También otorgó a la parte acusadora un plazo de cuatro meses para la investigación complementaria.

Como informamos, Édgar Armando fue asesinado la noche del 3 de mayo en montes ubicados entre Euán y Ekmul, ambas comisarías del municipio de Tixkokob, durante un servicio que prestaba a Víctor Manuel y a un cómplice que ahora es testigo protegido de la Fiscalía.

Los sujetos pidieron un servicio fuera de Mérida, porque su intención era asaltar al chofer, según acordaron. Sin embargo, luego de apoderarse del celular y el auto, un Beat rojo, Víctor Manuel se metió al monte con González Meneses y lo mató de un tiro en la cabeza.

Familiares estuvieron buscando por varios días a Édgar hasta que apareció su cuerpo en el sitio donde lo mataron, el cual se ubicó mediante la confesión del testigo protegido, que arrepentido por lo que habían hecho delató a su cómplice.

También dio detalles de que habría reportado el asesinato del joven conductor a una mujer a la que le habría dicho: “Ya está, jefa, está todo tranquilo”.

El celular fue empeñado en un local ubicado frente a Plaza Oriente. El auto fue localizado en un predio de Cacalchén.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.