Con el tradicional juego de kimbomba dan esperanza a niños marginados

El Club Rotario Merida Itzaes pone a la venta paquetes de kimbomba para mantener el apoyo al kínder Hunab-Ku, ubicado en la franja entre Mérida y Kanasín.

246

Con el propósito de seguir apoyando a la comunidad estudiantil del jardín de niños Hunab-Ku, ubicado en la franja entre Mérida y Kanasín, el Club Rotario Merida Itzaes puso a la venta paquetes de kimbomba.

El precio es de 200 pesos e incluye dos juegos de kimbomba elaborados por artesanos de la comunidad de Cacao, y un manual sobre la reglas del juego.

Julia García Benítez López, presidenta del Club, informó que la agrupación apadrina el kínder al que asisten 120 niño de entre tres y seis años.

El apoyo comenzó en junio de 2018 y se espera mantenerlo durante tres años. Hasta ahora se ha traducido en la reforestación de las instalaciones con 60 árboles.

En septiembre se le dio al plantel apoyo para libros, y en diciembre se realizó una fiesta navideña.

Por medio de Rotaract (rotarios jóvenes) se hacen jornadas de salud dental, médica, de nutrición, higiene y otros temas.

Ya se consiguió que les techen la cancha cívica. La obra está por empezar en los próximos días.

Ahora en abril se les hará un convivio por el Día del Niño, para lo cual se está vendiendo los paquetes de kimbomba.

Este proyecto tiene tres objetivos:

1.- Rescatar un juego ancestral
2.- Apoyar a los artesanos de la población de Cacao
3.- Celebrar con los niños el 30 de abril.

Comentarios

Comentarios