¿A quién molesta tanto la participación de Antorcha Campesina en el proceso electoral?

Esta ola de ataques e improperios en contra del Movimiento Antorchista y su líder en Peto, haciendo uso premeditado de la mentira sistemática, demuestra la inviabilidad práctica del proyecto de quién o quienes nos atacan y cuya explicación de fondo es el trabajo y crecimiento de la organización.

365

Voces campesinas/Columna
Por: Aleida Aleida Ramírez Huerta

El uso premeditado de la mentira en el quehacer de los partidos, organizaciones e individuos, para conseguir ciertos fines se ha convertido en una necesidad que se impone, la mayoría de las veces, por encima de la moral y los buenos deseos de estos. La mentira consciente, usada como arma política para para desprestigiar al oponente y ganar adeptos, es una práctica muy usual sobre todo en épocas electorales como la que vivimos, sin importar la honorabilidad y menos la integridad de aquellos a quienes les interesa combatir.

En días pasados apareció en la prensa estatal y en redes sociales, acusaciones totalmente infundadas en contra de Antorcha Campesina y de su representante municipal en Peto, Lic. Pável Calderón Sosa, en el sentido de que los antorchistas de ese municipio eran “presionados para votar por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), toda vez que éste es aspirante a una regiduría, anteponiendo así su interés personal a las necesidades de sus agremiados”. La acusación fue desmentida por un importante grupo de representantes de todos y cada uno de los grupos antorchistas de ese municipio, toda vez que la posición que Pável ocupa dentro de la planilla fue acordada por todos los plenistas antorchistas, además de que el Profr. Renán Jiménez Tah, quien encabeza la planilla, se comprometió a atender y dar solución a un sencillo pliego petitorio de demandas prioritarias para comisarías y colonias. Estos hechos demuestran la falsedad de las acusaciones.

En los días subsiguientes la página electrónica “Peto a la Hora”, al puro estilo amarillista, difundía: “Cae en Peto Pavel el coordinador de antorcha campesina por incurrir en el delito de cohesión al voto al grupo antorcha campesina de peto. Los está obligando a votar por Renan Jimenez, Candidato del Partido Verde” (sic.), y como “prueba” difunden la fotografía de alguna persona con playera y logotipo del PVEM, quien evidentemente no es Pável Calderón Sosa y nosotros lo podemos demostrar. Pero las cosas no han parado ahí, suma y sigue, Bernardo Caamal Itza, candidato a presidente municipal por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), en su perfil de Facebook publicó: “Los poderosos locales se han unido para callarme… recientemente en mi mitin de la colonia Ciprés. doña Socorro Cab que forma parte del grupo de mujeres de Antorcha Campesina de Peto me amenazaron en esta colonia Ciprés…”; así fue como reaccionó el candidato de “izquierda” ante los justos reclamos de doña Socorro Cab, que como otros ciudadanos se ha cansado de los políticos farsantes que solo se acercan al pueblo cuando quieren su voto, pero una vez en el poder, se olvidan de él.

Esta ola de ataques e improperios en contra del Movimiento Antorchista y su líder en Peto, haciendo uso premeditado de la mentira sistemática, demuestra la inviabilidad práctica del proyecto de quién o quienes nos atacan y cuya explicación de fondo es el trabajo y crecimiento de Antorcha Campesina, mismo que no puede pasar desapercibido y mucho menos ignorado. Los frutos del trabajo organizado de los antorchistas se encuentra a la vista de todos, la consecución de cientos de acciones de mejoramiento de vivienda, recámaras adicionales, baños, techos, pisos; apoyos a la producción, fertilizante, herbicidas, azúcar, herramientas; maíz para consumo de las familias humildes, y un albergue estudiantil con una inversión de ocho millones de pesos, entre otros.

Sin duda es la actividad y logros de los antorchistas lo que pone fuera de sí a quienes ven amenazados sus intereses económicos y políticos en la elección que se avecina el 1° de julio, saben que hacia el lado que Antorcha vote la balanza puede inclinarse, por eso están haciendo todo lo posible por destruirla o, cuando menos, por causarle el mayor daño posible. Ante este panorama, Antorcha redoblará su actividad en todos los aspectos, incluido el proceso electoral, las mentiras y ataques utilizados como arma política no podrán detenernos y menos desaparecernos; la organización de los pobres en Peto se fortalecerá, se hará como Anteo, hijo de Gea, la Tierra, que cada vez que caía o tocaba a su madre, esta le daba fuerzas y se levantaba más fortalecido.

Finalmente, las calumnias y amenazas de quienes nos atacan, ante verdades más que elementales como las aquí expuestas, pone en evidencia que la capacidad para mentir y trastocar la realidad no puede ser interpretada de otra manera: se ataca por consigna, para debilitar al oponente político, pero no olviden que la realidad no se transforma con “buenos deseos”, se transforma con hechos, con trabajo, con organización de las grandes mayorías y eso, precisamente eso, es lo que está haciendo Antorcha.

En Yucatán Antorcha es una fuerza real, viva; es la organización que ha demostrado en el terreno de los hechos que el pueblo organizado hace el milagro de transformar positivamente el ámbito social en el que vive, que se logra más unidos que cada uno por su lado y que, por tanto, en Peto no será la excepción. Los Antorchistas votaremos por quién se comprometa con la solución de nuestras justas demandas, enfrentaremos con valentía esta campaña de calumnias, ateniéndonos a los hermosos y sabios versos que escribió el gran poeta veracruzano Salvador Díaz Mirón: “Los claros timbres de que estoy ufano, han de salir de la calumnia ilesos; hay aves que cruzan el pantano y no manchan…¡mi plumaje es de esos!”. ¡Adelante Antorchistas!

*** La ingeniera Aleida Ramírez Huerta es representante estatal del Movimiento Antorchista de Yucatán.

Comentarios

Comentarios