Víctor Caballero habla sobre Crecicuentas y acusa a Daniel Ávila

Publicado febrero 05, 2018, 12:49 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 13 mins

No tengo qué ver con lo que se me quiere involucrar, afirmó Víctor Caballero Durán, precandidato del PRI a la alcaldía de Mérida, quien por primera vez habla abiertamente del tema y acusa que el senador panista Daniel Ávila, amparado en su fuero, está detrás de la manipulación política “que busca seguir afectando a mi persona” y utiliza a los afectados como “rehenes políticos”.

Vivimos en un Estado de Derecho, por tal razón, recurriré a las vías legales para defender mi honor, que es lo mismo que deben hacer los afectados para hallar solución a su problema, aseveró.

Caballero Durán precisó que en los años 2005-2006 fue contratado como asesor externo por la empresa Crédito Más, S.A. de C.V, nombre legal es Crecicuentas.

En los años 2006-2007 fue invitado por uno de los propietarios de Crecicuentas a participar en la creación de Asesores Laborales Peninsulares S.A. de C.V., empresa ajena a Crecicuentas, y en 2007, al ser nombrado Director General del Cobay abandonó la sociedad “por ley y ética profesional”.

Más de tres años después, ya sin ninguna relación laboral con la empresa y sus socios, durante el 2010 y el 2012, comenzaron a presentarse irregularidades en el manejo legal y administrativo de Crecicuentas que derivaron en una serie de demandas.

En 2015 comenzaron las campañas políticas y fue cuando el Senador Daniel Ávila Ruiz “maquiló una historia y buscó la manera de involucrarme y dañarme para sacar provecho”.

En una carta, Caballero Durán hace las siguientes precisiones:

“Es reprobable ante la opinión pública que alguien se aproveche de manera cobarde y cínica de la situación de un grupo de ciudadanos en desgracia, como los ahorradores afectados por el caso Crecicuentas, para manipularlos y obtener renta política y beneficios a favor de su partido, el PAN.

“Es además deleznable y poco ético que se use este problema aún sin solución y que detrás del reclamo esté el senador panista Daniel Avila, quien amparado en el fuero que le da su investidura se aprovecha de un litigio entre particulares para tratar de desprestigiar a quien reconoce como un serio adversario político de su partido.

“Sin que sea cierto ni haya elementos probatorios ni mucho menos sea cosa juzgada, prosiguen las presunciones y acusaciones carentes de fundamento hacia mi persona, que sólo buscan causar daño moral y retrasar una verdadera solución al caso.

“Con el respaldo de litigantes sin escrúpulos, ha desviado la atención de los afectados por el caso Crecícuentas hacia un objetivo político, ocultándoles y negándoles vías jurídicas para que puedan recuperar su patrimonio.

“Es conveniente recordar que algunos de los afectados ya recuperaron sus ahorros, previos acuerdos con los verdaderos responsables del asunto, como la familia Argáez, que son los dueños y administradores de Crecícuentas y Crédito y Más.

“Por ello, nuevamente hago un llamado a la sociedad yucateca, a los medios de comunicación y a la opinión pública en general, a no caer en la tan deplorable guerra sucia que sólo busca, desde el año 2015, contaminar los próximos comicios electorales. Como señalé con anterioridad, éste sería un tema que usarían algunos políticos blanquiazules para tratar de desprestigiarme.

“A todas luces esto es una manipulación política que busca seguir afectando a mi persona y que lo que menos les interesa es la solución satisfactoria para los afectados, pues de continuar esto les permite seguir usándolos como rehenes políticos para sus fines.

“Vivimos en un Estado de Derecho, por tal razón, recurriré a las vías legales para defender mi honor, que es lo mismo que deben hacer los afectados para hallar solución a su problema.

“En la página www.victorcaballeroduran.com se encuentra toda la información, los hechos y pruebas detalladas que sustentan mi dicho, y que demuestran que no tengo qué ver con lo que se me quiere involucrar.

“Los invito a visitar la página e informarse responsablemente de este caso”.

Aquí el contenido de la página:

¿Crecicuentas?: Oportunismo político

“El que nada debe, nada teme.”
— Refrán popular.

La verdad sobre Crecicuentas.

(En órden cronológico)

Aprecio mucho que te tomes un tiempo para leer la verdad de los hechos, y sobre todo, conocer la cronología y las pruebas que me respaldan sobre el tan sonado caso de Crecicuentas, donde ciertos actores políticos usaron verdades a medias para involucrarme y luego atacar mediáticamente.

2005-2006. Asesor externo.

Durante ese año presté mis servicios profesionales como asesor externo a la empresa Crédito Más, S.A. de C.V, el nombre legal de Crecicuentas. Ese fue mi único vínculo con ellos, donde mi trabajo era la recuperación de cartera vencida y asesoría legal.

Adjunto el contrato que lo prueba:

2006-2007. Aumenta el trabajo.

En diciembre de 2006 uno de los dueños de Crecicuentas me invita a crear una asociación profesional, para ampliar los servicios legales que ya venía prestando. Así surgió Asesores Laborales Peninsulares S.A. de C.V.

Mi participación en esta sociedad, que no es la misma empresa que Crecicuentas, duró tan sólo un año. Ya que en 2007 me nombraron Director General del Cobay. Por ley y ética profesional, me salí de la sociedad el 3 de diciembre de 2007.

Aquí está el acta que lo respalda:

2008. Solicité un crédito.

En enero de 2008, solicité un préstamo a Crecicuentas (Crédito Más, S.A. de C.V), porque quería comprar una casa para mi familia. Después de cuatro meses no pude comprar la casa y devolví el dinero.

Anexo constancia de finiquito:

Y hasta ahí, todo tranquilo.

Me dediqué a mi trabajo como servidor público y jamás volví a tener relación laboral con quienes fueron mis clientes.

2010-2012. Revienta el problema.

Durante el 2010 y el 2012 comenzaron a presentarse irregularidades en el manejo legal y administrativo de la empresa Crecicuentas que derivaron en una serie de demandas. Cabe recalcar que para esas fechas, yo llevaba más de 3 años sin tener relación laboral con la empresa y sus socios.

2015. Oportunismo político.

El año en que comenzaron las campañas políticas, el Senador Daniel Ávila Ruiz maquiló una historia y buscó la manera de involucrarme y dañarme para sacar provecho.

El 26 de mayo de 2015 presentó una demanda en contra de los dueños de Crecicuentas e ideó la manera de involucrarme. Cabe mencionar dos cosas:

1. Los argumentos en mi contra son TOTALMENTE FALSOS.

2. La demanda en mi contra no procedió por falta de argumentos

Cito textual el final de la demanda donde me acusa:

Estos fueron sus argumentos:

ARGUMENTO FALSO:

a) El Lic. Víctor Edmundo Caballero Durán, es socio accionista y fundador de la empresa denominada “Asesores Laborales Peninsulares, S.A. de C.V.”, junto con el Lic. Jorge Alberto Argáez López. Lo anterior, de acuerdo con el acta número 360 de fecha 26 de diciembre de 2006, fecha en que se constituyó la referida sociedad.

LA VERDAD:

Para el 26 de mayo de 2015, fecha en que se presenta la demanda, yo llevaba más de 7 años fuera de la asociación “Asesores Laborales Peninsulares, S.A. de C.V”

ARGUMENTO FALSO:

b) Entre los años 2008 y 2009, la empresa “Asesores Laborales Peninsulares, S.A. de C.V.” recibió transferencias de dinero por parte de la empresa “Crédito Más, S.A. de C.V.”, por la cantidad de $33,557,750.50 (Treinta y tres millones quinientos cincuenta y siete mil setecientos cincuenta pesos, 50/100 M.N.), resaltando que no existe ninguna justificación de negocios que ampare las razones por las cuales “Crédito Más, S.A. de C.V. debía de transferir la cifra mencionada a la empresa “Asesores Laborales Peninsulares, S.A. de C.V.”

VERDAD:

Desconozco los fines para los que se haya utilizado la antigua empresa, en esa época yo estaba concentrado en mi trabajo, como servidor público.

ARGUMENTO FALSO:

c) Adicionalmente, de conformidad con registro que obran en la empresa Crédito Más, S.A. de C.V., el Lic. Víctor Edmundo Caballero Durán, era cliente de dicha empresa, amparado bajo el número de cliente (0026) Cero Cero Veintiséis y mediante dicho número de cliente, recibió préstamos de Crédito Más, S.A. de C.V. por poco más de $3,500,000.00 (Tres millones quinientos mil pesos, 00/100 M.N.) los cuales nunca liquidó ni pagó a la referida empresa.

VERDAD:

Pedí un crédito para comprarle una casa a mi familia, la compra no se consolidó, así que devolví el dinero y pagué mis intereses.

Desafortunadamente y como ya sabrás, derivado de esta situación algunos actores políticos se han dado a la tarea de golpear y golpear vinculándome con la desgracia de muchos yucatecos. Estoy convencido que la sociedad yucateca es una sociedad inteligente, que lee, se informa y no se deja manipular. Aquí estoy hablando de frente, como siempre lo haré.

Muchas gracias por tu tiempo.

VÍCTOR CABALLERO DURÁN

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.