Sin deberla, pagaron las consecuencias de vivir junto a un polvorín en Kanasín

Publicado enero 01, 2020, 6:54 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Autoridades dieron ya por concluidas las labores de búsqueda en la casa de la colonia Francisco Villa Oriente, en Kanasín, donde anoche se registró trágica explosión que cobró la vida de un hombre y dejó lesionados a tres niños, dos de ellos de gravedad.

Ya no se encontró ningún cuerpo más y se está en espera de que se presente personal de la Fiscalía General del Estado para que libere la zona, y se proceda a la limpieza de escombros en la vía pública.

El desastre, como informamos, generó el derrumbe total de la casa donde se fabricaba y almacenaba pirotecnia de manera ilegal, y causó también la caída parcial de la vivienda de al lado, donde estaban un hombre de 51 años, su hija de 30 años, y sus cinco nietos menores de edad, incluyendo un bebé de dos meses.

La explosión hizo que cayeran muros y paredes en casa de la familia Ciau, que pagó las consecuencias de vivir al lado de un polvorín. Todo fue tan repentino que no tuvieron tiempo de nada.

Solo escucharon la explosión y sintieron caer las paredes. Cuando reaccionaron ya los sepultaban los escombros. Los más desprotegidos, los menores de edad que llegaron a pasar el Año Nuevo con los abuelos.

El rescate de los niños, como muestran videos que circulan en redes sociales, fue dramático. Tres menores resultaron heridos y tuvieron que ser llevados a la T-1 del IMSS, dos de ellos muy graves. Vecinos reportan que la niña ya se encuentra estable, pero el niño permanece en condición difícil.

En la casa donde se suscitó la explosión, ubicada en la calle 6-A con 65-A de Francisco Villa Oriente, estaba una pareja que se dedicaba a la fabricación de pirotecnia. Ahí tenían almacenados muchos productos de pólvora ya elaborados.

Una versión indica que llegó a visitarlos un amigo y se puso a fumar, lo que habría propiciado la explosión y posterior incendio. Sin embargo, solo se encontró el cuerpo calcinado de un hombre.

Ante el reporte de vecinos de que en la casa había tres personas, se procedió a la búsqueda pero no encontraron ningún cadáver más y tampoco a personas sobrevivientes.

Luego de que se levante el acordonamiento se comenzará a limpiar la zona, donde ya surgen muestras de solidaridad con las víctimas, como informamos en nota aparte.