Seguridad de oro en Yucatán: los infractores de la ley reciben su merecido

Publicado junio 19, 2020, 7:29 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

MÉRIDA.- El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) dio a conocer los resultados del Índice de Competitividad Estatal 2020. En este estudio, Yucatán obtuvo la medalla de oro en el rubro “Sistema de Derecho, Confiable y Objetivo”. Esto quiere decir que Yucatán “genera condiciones idóneas para prevenir, perseguir, sancionar y reinsertar socialmente al infractor de la norma, manteniendo la paz y el orden público”.

El rubro “Sistema de Derecho, Confiable y Objetivo” analiza el entorno de seguridad pública y jurídica en las entidades federativas del país. Este factor se encuentra ligado a la calidad de vida de los ciudadanos, al salvaguardar su integridad física y sus derechos a través de la prevención y eliminación de aquello que pone en riesgo sus libertades, el orden y la paz pública.

Entre los factores para lograr esta distinción se cuenta que durante 2018 Yucatán no registró ningún secuestro; tuvo la menor tasa de homicidios dolosos (2.5 por cada 100 mil habitantes) y robo de vehículos (0.4 por cada mil vehículos registrados); fue el quinto estado con menor incidencia delictiva (5.9 delitos del fuero común por cada mil habitantes), lo cual se reflejó en los bajos costos del delito para la población (alcanzó el tercer lugar en este indicador), así como en la mayor percepción de seguridad a nivel estatal del país: en 2018, el 67 por ciento de la población mayor de 18 años de la entidad dijo sentirse segura.

El estado se ubicó en la quinta posición en el indicador Competencia en servicios notariales, al tener 5.3 notarios por cada 100 mil habitantes, es decir, 1.5 más que el promedio.

En el medallero del Índice de Competitividad Yucatán logró obtener el tercer lugar, empatando con Chihuahua y Colima y situándose por detrás de Ciudad de México, que obtuvo el primer lugar; y Querétaro, el segundo. Sólo 16 de las 32 entidades federativas fueron acreedoras a alguna medalla.

El Índice de Competitividad Estatal del IMCO define la competitividad como la capacidad que tienen las entidades para generar, atraer y retener talento e inversión. Es un concepto que combina 10 dimensiones que impactan tanto la calidad de vida de las personas como la economía.

Para ello, se evalúan 10 subíndices: Sistema de derecho confiable y objetivo, Mercado de factores eficiente, Innovación y sofisticación en los sectores económicos, Sectores precursores de clase mundial, Manejo sustentable del medio ambiente, Sociedad incluyente, preparada y sana, Sistema político estable y funcional, Gobiernos eficientes y eficaces, Economía estable y Aprovechamiento de las relaciones internacionales.

De igual manera, en este estudio se reconoció a Yucatán como mejor práctica a nivel nacional en materia de transparencia y rendición de cuentas por la implementación del Consejo Consultivo del Presupuesto y Ejercicio del Gasto, el cual es único a nivel nacional y fue instalado desde el 2 de octubre de 2018, siendo éste el primer acto oficial del actual Gobernador del Estado Mauricio Vila Dosal.

El IMCO destaca que, a través de la creación de este consejo, la presente administración buscó mejorar la toma de decisiones y el diseño de políticas particulares para que tuvieran un mayor impacto en la sociedad. Asimismo, el organismo resalta la vinculación entre la ciudadanía, los empresarios y el Gobierno del Estado en decisiones para proyectos estratégicos y prioritarios para la ciudadanía, por ejemplo, la iniciativa de Yucatán Seguro.

El consejo ha tenido como objetivo enfrentar distintos retos como crear vías de comunicación y diálogo más eficientes entre la ciudadanía y el Gobierno, la reducción de las participaciones federales y generación de recursos propios, pero el reto más grande ha sido el de generar mecanismos para subsanar el déficit en las finanzas estatales.

El Consejo Consultivo de Yucatán está integrado por 17 miembros: ocho forman parte del Poder Ejecutivo Estatal y nueve provienen de cámaras empresariales, instituciones educativas y sociedad civil organizada. El consejo no ha implicado costos para el estado, ya que la participación de todos los miembros es pro bono.

A diferencia de los índices pasados, el Índice de Competitividad Estatal 2020 no contó con un ranking general. En cambio, buscó reconocer el buen desempeño de las entidades en distintas dimensiones de competitividad, mediante la asignación de medallas de oro, plata y bronce.