Se apaga para siempre la voz del ‘Pedro Infante yucateco’

Publicado julio 19, 2019, 5:48 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

Víctima de dos infartos que vencieron su frágil salud de 83 años, la noche del miércoles falleció en esta ciudad el señor Pedro Lorenzo Peña, conocido como el “Pedro Infante yucateco”, quien vivía en la calle 126 con 71-B del fraccionamiento Yucalpetén.

El señor Peña, quien vivió momentos de gloria como uno de los mejores imitadores del Ídolo de México, se dedicó en los últimos años a vender elotes junto con su familia, pero no dejó de cantar y su pregón lo acompañaba con canciones de Pedro Infante que él grabó.

Según se averiguó, Pedro Lorenzo sufrió un infarto en su domicilio tras lo cual fue llevado a un hospital, donde no pudo superar un segundo ataque cardiaco.

Como mencionamos en una entrevista que publicamos el año pasado, el “Pedro Infante yucateco” sufría una afonía crónica desde la muerte de su esposa, ocurrida hace casi tres años.

En los años 50 del siglo XXI Lorenzo Peña abandonó su natal Mérida para recorrer el país armando torres de más de 35 metros de altura para la Comisión Federal de Electricidad. Desde arriba, más cerca del cielo que del suelo, Lorenzo se ponía a cantar imitando a Pedro Infante para divertir a otros trabajadores.

“Me subía a las torres cargado con mis llaves y herramientas y desde arriba cantaba ‘un día fui tan hombre que hasta me casé, y ahora me arrepiento, jaja, que mal me fue’, cantaba porque me gustaba mucho vacilar con mis compañeros”, recordó entre risas en aquella entrevista en febrero de 2018.

Y esa onda “vacilona” de Infante siempre fue una de las cosas que más le atrajo a Peña, además de la voz maravillosa de “El ídolo de Guamúchil”. “En mi casa éramos muy pobres así que no podía ver sus películas ni en la televisión ni en el cine, entonces lo escuchábamos en el radio. De ahí me aprendí todas sus canciones”, relató.

“Amorcito corazón”, en la radio

Cuando regresó de trabajar para la Comisión Federal de Electricidad no sabía bien qué hacer. “Eran los años 60 y un día me enteré que hacían un concurso para cantantes en la radio W y fui a probar suerte. Tenía cita para participar a las 4 pm, pero el camión no llegaba. Me puse muy nervioso porque pensé que no iba a llegar. Cuando llegué a la estación del radio, había una cola larga de cantantes. Entonces compré la pista de ‘Amorcito corazón’ y cuando me tocó cantar me metieron en la cabina. Yo no sabía cuánta gente me estaba escuchando pero sí podía escuchar mi voz.. Y realmente sí era igual a la de Pedro Infante”, recordó.

“Cuando salí de la cabina me abordó Fernando Guzmán y me dijo asombrado ´Usted es Pedro Infante, sacó perfecto su voz…´, no lo podía creer…”.

Después del concurso, el Mariachi Águila lo invitó a celebrar a Pedro Infante en su natalicio, en el monumento que el ídolo tiene en el sur de Mérida. “Cuando llegamos había poca gente. Nosotros le pusimos una corona y entré a cantar las mañanitas… De repente empezó a llegar gente de todos lados para escucharme, no podían creer que cantara como Pedro Infante y me aplaudían mucho.. A mí siempre me gustaron los aplausos porque me hacen sentir más un artista”, dijo, divertido.

En el monumento se encontró con Angel Montañez, un imitador mayor que él de Pedro Infante. Peña recuerda que Montañez le preguntó: “¿De qué te toca Pedro Infante?”. Cuando él le respondió que nada, que sólo cantaba por cantar, Montañez le dijo que él se iba a retirar y que esperaba que Peña siguiera siendo el único imitador de “El Inmortal”.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.