Refutan declaraciones de artesanos de Chichén Itzá

Publicado agosto 23, 2017, 10:12 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

Un total de 684 artesanos – vendedores laboran en Chichén Itzá, todos ellos plenamente acreditados, afirmó el encargado de la zona arqueológica, Marco Antonio Santos Ramírez.

Consideró de exagerada la versión de la dirigente de la asociación de “Artesanos – Comerciantes de Chichén Itzá”, Mariana Mex Yam, quien manifestó que son más de dos mil las personas que trabajar en la zona arqueológica.

Por ende, estableció que es una falacia la información, al establecer que el sitio laboran dos mil 300 personas, distribuidos en 15 secciones.

Incluso, ella detalló que son mil titulares, artesanos y vendedores acreditados, y el resto, son empleados de los mismos, los cuales están dispuestos a permanecer dentro de la ciudad precolombina, pues “nadie nos podrá mover”.

El funcionario del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Yucatán mencionó que “el grupo de Mariana Mex Yam es muy pequeño, hay otros dos que son mayoría y no comparten lo que ella dice, pues no llegan a 200 integrantes”.

En respuesta a la conferencia de prensa efectuada el pasado sábado 19, abundó que “no son mil como ella dice, hay 684 artesanos (- comerciantes) registrados y con gafete, por lo que es muy simple comprobarlo”.

Asimismo, refutó el supuesto hostigamiento en contra de los artesanos-comerciantes de Chichén Itzá, y aseveró que en ningún momento aplican sanciones en contra de ellos.

Santos Ramírez lamentó la acusación en su contra, vertida por la representante de dicha asociación, quien aseveró que junto con el jefe de seguridad de Chichén Itzá, Arturo Gutiérrez, a los artesanos-vendedores se les prohíben hablar en maya e impide que acudan a los baños para hacer sus necesidades fisiológicas.

El pasado sábado 19, en conferencia de prensa, Mex Yam, denunció a ambos directivos del INAH-Yucatán, a quienes consideró como hostigadores y prepotentes.

“En los últimos meses se han agravado los conflictos entre ambos funcionarios (federales) y nosotros, debido a una actitud prepotente de intimidación y de hostigamientos continuos, al grado que nos han prohibido hablar en maya en su presencia, violando reiteradamente nuestra dignidad humana y nuestros derechos humanos”, acotó.

Mex Yam exigió la inmediata destitución de ambos funcionarios, “a fin de evitar males mayores, pues a pesar que ya le pedimos que cambien su actitud pero hacen caso omiso”.

Por su parte, Santos Ramírez desmintió la acusación, y vía telefónica aseveró que “el tema del supuesto hostigamiento de nuestra parte a su agrupación es falso”.

Explicó que “el Instituto les entregó el gafete para que puedan entrar al sitio”, y de esta manera puedan efectuar sus actividades cotidianas.

Mientras que en el caso del Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos (Cultur), cada uno de los artesanos-vendedores firmaron una carta-compromiso de que respetarían el reglamento de la zona.

Al mismo tiempo, aceptaron de que “cuando algún artesanos no lo hace, es cuando Cultur les aplica una sanción, no nosotros”.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.