¡PLAY BALL! A TEMPORADA 2002 DE LIGA MERIDANA INFANTIL Y JUVENIL DE BÉISBOL

Publicado agosto 21, 2022, 2:47 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 2 mins

Con el objetivo de promover cada vez más el deporte en sus distintas disciplinas, así como la sana convivencia familiar, se cantó el play ball a la temporada 2022 de la Liga Meridana Infantil y Juvenil de Béisbol, en la Unidad Deportiva “Fernando Valenzuela”.

La ceremonia de apertura incluyó también la premiación del torneo anterior, encabezada por el secretario técnico de Deportes de la Comuna de Mérida, Jesús Aguilar y Aguilar, acompañado de Juan Méndez Arcila, presidente de la Liga Yucatán; así como Armando Manzanilla Bonilla, coordinador del circuito.

“Hay que impulsar el deporte infantil y juvenil en todo el municipio y hay que aprovechar todas las instalaciones que tenemos, porque el deporte fomenta un estilo de vida saludable, nos aleja de los excesos y nos da disciplina”, dijo Aguilar y Aguilar.

En la categoría T-Ball, los Vaqueros se proclamaron campeones, seguidos por los Cardenales y Monarcas.

Asimismo, en la división de 7-8 años, los Mini Bravos de Tahdzibichén se llevaron los máximos honores, por delante de los Vaqueros; mientras que en 9-10 años, el título correspondió a los Venados de Acanceh, por encima de los Monarcas.

En la entrega de reconocimientos individuales, en T-ball, Emilio Puc y Felipe Góngora, ambos de los Vaqueritos, compartieron el liderato de bateo y carreras producidas, con .380 y 23, respectivamente.

En 7-8 años, Adriel Noh (Vaqueros) fue el mejor pitcher con 3 ganados y 1 perdido, 3.50 de efectividad y 25 ponches.

Aunado a ello, Alejandro Irigoyen (Venaditos de Acanceh) con .465, 25 impulsadas y dos cuadrangulares, figuró como el toletero más destacado; Manuel Puc y Diego Canché, con récord de 4-0, se adjudicaron el cetro de pitcheo, además de empatar con 35 anestesias.

Con todo el color y entusiasmo se vivió el evento de apertura con el tradicional desfile de equipos, que mostró el orgullo de cada uno de los integrantes.

Al concluir el acto protocolario, Aguilar y Aguilar protagonizó el lanzamiento de la primera bola, con Méndez Arcila como bateador y Manzanilla Bonilla de receptor.