Pescadores yucatecos, con respaldo del Gobierno del Estado en momentos difíciles

Publicado febrero 02, 2021, 6:57 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 9 mins

Cumpliendo con los protocolos sanitarios y en orden, personal de Gobierno del Estado realizó en Progreso la entrega de apoyos correspondientes al programa Respeto a la Veda del Mero 2021, que este año está beneficiando más de 12,000 pescadores de 57 municipios.

Por instrucciones del Gobernador Mauricio Vila Dosal, Erik Rihani González, de la Dirección de Ordenamiento Pesquero de la Secretaría de Pesca y Acuacultura Sustentables (Sepasy), supervisó la jornada de este día en este puerto, en el que se están apoyando a un total de 3,970 hombres y mujeres dedicados a la actividad en las comisarías y cabecera municipal.

Debido a la emergencia sanitaria, este año personal de la Sepasy realiza la entrega de los apoyos casa por casa, siguiendo todas las medidas sanitarias correspondientes, a fin de reducir los riesgos de contagio entre los participantes de este programa estatal, quienes tampoco tendrán que salir a realizar actividades comunitarias previstas en las reglas de operación.

Sin embargo, esta medida no aplica para el puerto de Progreso y su comisaría de Flamboyanes, donde por razones logísticas, se instalaron mesas de pago en las que se atendieron hasta 65 personas, con todas las medidas sanitarias que establecen los protocolos contra el Coronavirus.

De esta forma, se realizó la entrega de los vales en 14 puntos de Progreso al aire libre donde personal de la Sepasy atendió a no más de 4 personas al mismo tiempo, priorizando la sana distancia, el uso obligatorio de cubrebocas y gel antibacterial constantemente.

En la escuela primaria “Vicente Guerrero”, uno de los 14 puntos que se habilitaron en este puerto, Leny Beatriz Kantún Cruz recibió este apoyo que le permitirá contar con víveres seguros durante la temporada de veda de mero, en la que la madre de familia debe ir en busca de otras labores para llevar el ingreso familiar.

“La temporada de veda es muy difícil, ya que venimos de tiempos en los que no hemos podido trabajar debido al paso de fenómenos naturales y la pandemia, pero nosotros tenemos que llevar el sustento, es por eso que, gracias a estos apoyos que nos da el Gobierno del Estado, podemos estar mejor y contar con el alimento seguro”, indicó la mujer.

Debido a la difícil situación económica que atraviesa, Kantún Cruz compartió que para su familia ha sido muy complicado cubrir los gastos básicos, por lo que en esta temporada se ha visto en la necesidad de cambiar la actividad de la pesca por el trabajo en servicios de limpieza.

“Son tiempos difíciles y tenemos que buscar otros trabajos. Esta es una ayuda muy buena, porque la verdad, la situación con la pandemia es muy complicada y este apoyo me hace sentir tranquila porque sabemos que contamos con esto y tendremos algo las próximas semanas”, aseguró Leny, quien lleva más de 20 años dedicada a la pesca.

Cabe destacar que, esta ayuda representa un esfuerzo presupuestal de más de 58.1 millones de pesos, con el que se beneficia a 12,122 hombres y mujeres dedicados a esta actividad, quienes, durante el período que abarca del 1 de febrero al 31 de marzo de este año, recibirán hasta sus domicilios, cada 14 días, vales de despensa por 1,200 pesos.

En otro punto de entrega en el municipio de Progreso, en el Parque de la Federal de la colonia Benito Juárez, Rihani González constató la entrega de este apoyo y recordó a las mujeres y hombres de mar que este año el Gobierno del Estado realizó un esfuerzo por contemplar a diversos comercios para ampliar la oferta y al mismo tiempo, apoyar la reactivación de los negocios locales.

Eduardo Díaz Cansino es parte de los más de 12,000 pescadores que están recibiendo este apoyo económico y asegura que, si normalmente las temporadas de veda para los dependientes de esta actividad son difíciles, con la pandemia y el paso de fenómenos naturales, la situación se empeoró por lo que “agradecemos de corazón el respaldo que el Gobierno del Estado está brindando a nuestras familias”.

“El año pasado sólo logramos trabajar los últimos meses pues pasaron diferentes fenómenos naturales y no podíamos salir a pescar, entonces la situación para la familia se complicó y un pan había que dividirlo para todos y sobrellevar esa situación, por eso nos cae bastante bien este apoyo que nos ayuda, más que la verdad”, aseguró el hombre.

Desde los 12 años de edad, Eduardo se dedica a la pesca, sin embargo, durante todos esos años no había vivido una situación tan complicada para la actividad como lo fue el año pasado a causa de la pandemia y los fenómenos naturales, por lo que indicó que, ante las adversidades, es muy importante contar con el apoyo del Gobierno estatal.

“Ahora con estos vales conseguimos lo principal que es el aceite, café, azúcar, leche, los víveres que necesitamos para la vida cotidiana y es bastante gratificante recibir este apoyo en esta temporada difícil, pero a la vez necesaria para evitar la escasez de la especie, entonces este apoyo es una forma llevadera de pasar por este lapso que disminuye la afectación y nos da la oportunidad de conseguir víveres”, finalizó el padre de familia. 

Los más de 12,000 pescadores beneficiarios de este apoyo pertenecen a 57 municipios del estado, entre ellos Acanceh, Baca, Bokobá, Buctzotz, Cacalchén, Cansahcab, Celestún, Calotmul, Chankom, Chicxulub Pueblo, Conkal, Cuzamá, Dzemul, Dzidzantún, Dzilam de Bravo, Dzilam González, Dzoncauich y Espita.

Además de Halachó, Hocabá, Homún, Hunucmá, Ixil, Izamal, Kanasín, Kinchil, Maxcanú, Mérida, Motul, Panabá, Peto, Progreso, Río Lagartos, Sacalum, Samahil, San Felipe, Seyé, Sinanché, Sotuta, Sucilá, Tecoh, Telchac Pueblo, Telchac Puerto, Temax, Tepakán, Tetiz, Teya, Ticul, Timucuy, Tixkokob, Tizimín, Ucú, Umán, Valladolid, Yaxcabá, Yaxkukul y Yobaín.

Hay que recordar que, para este año el padrón de beneficiarios creció a 12 mil 122 pescadores, lo que significó, casi un 20 por ciento más que en el 2020, año en el cual se apoyó a 10,208 personas dedicadas a las actividades pesqueras con una inversión de 48.9 millones de pesos.

Del 1 de febrero al 31 de marzo se realiza la temporada de veda del Mero para permitir a la especie el tiempo necesario de reproducción y fomentar la sustentabilidad del producto, que a su vez les proporciona empleo, sustento económico y alimento para la población. Por lo que, durante esta difícil temporada para los hombres y mujeres trabajadores de la pesca, son respaldados por el Gobierno del Estado con estos apoyos económicos en beneficio de las familias yucatecas