No es telenovela: yucateca y tabasqueña pelean por amor de un galán de los henequenales

Publicado octubre 25, 2018, 11:38 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Al principio quienes vieron el pleito pensaron que se trataba de un capítulo de la telenovela “Dos mujeres, un cochino”, que quizá había trasladado sus locaciones de Umán al municipio de Motul.

Sin embargo, conforme se fueron acercando y escuchando de qué se trataba, comprendieron que era un pleito real entre una yucateca y una tabasqueña que se disputaban el amor de un galanazo de los henequenales.

Los hechos ocurrieron frente al parque principal de Motul, donde dos mujeres estuvieron a punto de llegar a los golpes por el amor de un hombre, quien dijo que no conocía a una de ellas, pese a que la enamorada decía que habían vivido siete años juntos y que hasta la actualidad la visita de manera furtiva uno que otro día.

Los hechos ocurrieron esta mañana, cuando Juan Santos Canché, originario de Muxupip, y su pareja sentimental, Angélica López, oriunda de Tabasco, se disponían a subirse a una motocicleta cuando los interceptó María Asunción Méndez, quien dijo ser la “mujer original” del Don Juan yucateco, y le reclamó porque no había ido a verla.

Este dicho encendió la ira de la tabasqueña, que se hizo de palabras con la que se decía su rival, mientras Santos Canché solo atinaba a balbucear algunas palabras sorprendido por el encaramiento.

Cuando reaccionó dijo que no la conocía y que no sabía a qué venían las reclamaciones.

En respuesta María le gritó a su rival que el hombre “le pertenecía”, pues hasta se queda a dormir en su casa.

Angélica López le pidió que se calmara porque “soy de Tabasco y soy picuda, no me busques”.

Fue tal el alboroto que armaron que se acercaron policías que no lograron calmar los ánimos del triángulo amoroso.

De nada valieron las explicaciones del galán, quien pedía que lo dejaran llevar a su esposa a su casa y que luego él regresaba a solucionar el problema con la tercera en discordia.

Finalmente, los tres fueron llevados a la comandancia para que solucionaran este problema de índole privada, que bastante público ya se había hecho.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.