Morena propone que el Inegi entre a las casas a fiscalizar la riqueza de la gente

Publicado mayo 18, 2020, 7:39 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉXICO.- El presidente nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuellar, propuso que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) tenga la facultad constitucional de medir la riqueza del país.

De acuerdo con Ramírez Cuéllar, el INEGI debe entrar, “sin ningún impedimento legal”, a revisar el patrimonio inmobiliario y financiero de todos los mexicanos.

“Cada dos años —el INEGI— debe de dar cuenta de los resultados que arroja la totalidad de los activos con los que cuenta cada mexicano. El INEGI también debe tener acceso a las cuentas del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y a toda la información financiera y bursátil de las personas”, propuso el líder de Morena.

En un comunicado, Ramírez Cuellar apuntó que este Instituto debe ser facultado constitucionalmente para medir la concentración de la riqueza en nuestro país debido a que hay miles de millones de dólares que constituyen una riqueza totalmente inobservada.

“Ya no se trata sólo de dar cuenta del ingreso y el gasto de las familias y las personas. Medir la pobreza en México es un gran avance. Ahora se demanda, con urgencia, medir también la desigualdad y la concentración de la riqueza”, argumentó el morenista.

Este planteamiento forma parte de un “Acuerdo de Unidad y de Solidaridad Nacional”, el cuál, según se explicó, Ramírez Cuéllar es un análisis que incluye las propuestas de especialistas en la realidad política, social y económica del país frente a la emergencia económica y sanitaria por la que atraviesa el país.

Otros puntos y modificaciones que Morena propuso son:

-Considerar al “Estado de Bienestar”, como concepto y propósito, el cual debe quedar plasmado en la Constitución, señalando los sistemas de protección universales que se deriven del mandato constitucional.

-Establecer la Progresividad Fiscal como la base sobre la cual todos los mexicanos debemos de contribuir a los gastos del estado y al financiamiento del Estado de Bienestar.

Según se propone, esta progresividad debe de aplicarse a la propiedad, la riqueza, el ingreso, las emisiones de CO2 y los daños a la salud.

“La experiencia histórica nos muestra con una terca contundencia que el Estado de Bienestar sólo puede cobrar vigencia y hacerse realidad cuando pagan más los que más tienen”. (Fuente: Expansión Política)