Liberan a un joven que mató para robar lujosa camioneta

A falta de sentencia, sale del Ceama uno de los implicados en la muerte de un chofer cuyo cuerpo fue arrojado en El Porvenir. El sujeto, que días después de cometido el crimen cumplió 18 años, será procesado como menor de edad y solo recibirá cuando mucho una condena de cinco años. La Fiscalía no pudo concluir la investigación complementaria.

2222

Tras vencer el plazo de cinco meses que considera la ley, un joven acusado de asesinar en la colonia El Porvenir a una persona en complicidad con otro muchacho para robarle su camioneta, fue liberado y abandonó su internamiento en el Ceama, a falta de una sentencia.

Julio César L.B., quien cumplió 18 años en febrero de este año, unos días después de cometido el delito, es procesado como adolescente y, en consecuencia, goza de todos los beneficios del sistema de justicia penal para adolescentes.

La única “molestia” que tendrá el joven adulto será un dispositivo electrónico en el tobillo mientra continúa el proceso en su contra. Esta medida cautelar fue impuesta por la Juez de Control en Materia de Adolescentes, Manuela Chiu Dorantes.

El 7 de febrero se le vinculó a proceso penal como probable responsable de los delitos de homicidio calificado y robo de vehículo automotor, y aunque una semana después cumplió 18 años, llevará su procedimiento como menor de edad y en lugar de enfrentar una condena de 40 años, sólo recibiría una de cinco.

Como medida cautelar se le impuso internamiento preventivo de cinco meses en el CEAMA, plazo que se le dio a la Fiscalía para realizar las investigaciones complementarias por el asesinato de José Armando Acosta Cruz, a quien mató en complicidad con Carlos Alexis Ruiz Genesta, de 19 años y quien sí enfrenta proceso penal como adulto.

El asesinato se cometió cuando Acosta Cruz les mostraba una camioneta Honda de su patrón, la cual presuntamente querían comprar los sujetos, pero en el trayecto le clavaron un cuchillo en el cuello y otras partes del cuerpo, lo cual le ocasonó la muerte.

Se deshicieron del cuerpo en un terreno de la calle 39 con 142 de El Porvenir, pero fueron vistos por testigos que dieron aviso a la policía.

Tras un operativo se logró ubicar la camioneta en el fraccionamiento Residencial Pensiones, y se arrestó a los delincuentes.

Comentarios

Comentarios