La pandemia del Covid borró toda campaña preventiva de VIH: Ligia Vera

Publicado noviembre 30, 2021, 6:10 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

La emergencia sanitaria por el virus del Covid ha ocasionado que decenas de personas que viven con VIH pierdan el seguimiento médico, de la misma manera, las campañas de prevención han desaparecido, se han reducido los recursos para campañas, medicamentos y primordialmente para pruebas, manifestó Ligia Vera Gamboa, especialista y docente del Centro de Investigaciones Regionales Dr. Hideyo Noguchi, de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady).

Vera Gamboa manifestó que, Yucatán, Campeche y Quintana Roo siguen siendo los estados con mayor incidencia en casos de VIH, lo que establece la necesidad de incrementar las tareas de información y prevención contra esta pandemia que apareció en nuestro país en 1983.

En el marco del Día Mundial de la lucha contra el VIH que se celebra este 1 de diciembre, la investigadora recalcó que, en nuestro estado 7 mil 67 pacientes están detectadas con esta enfermedad y que a la fecha han perdido la vida unas 3 mil 235 personas -desde 1983 a la octubre de 2021-.

Apuntó que, la pandemia del Covid ha obligado a decenas de personas con VIH a recluirse, debido a la carga viral que impacta en su organismo y que son mucho más vulnerables por su enfermedad.

Informó que, Yucatán ocupa el tercer lugar nacional en incidencia en casos detectados, una condición que resulta trágica, porque, tras 35 años de trabajar para informar y detectar a tiempo estos casos, los números de contagios no se reducen. Agregó que, según datos de ONU-SIDA, Quintana Roo es el estado con mayor incidencia con 25 casos por cada 100 mil habitantes, seguido de Colima con 14 casos; Yucatán con 12,7; Tabasco con registro de 11,5 y Campeche, con 9,5 casos por cada 100 mil habitantes.

Dijo que, desde 1985 el Centro de Investigaciones Regionales Dr. Hideyo Noguchi inició un seguimiento de la pandemia del VIH, programa que impulsó el desaparecido investigador Renán Góngora Biachi. A la fecha, manifestó, las cifras sobre la pandemia se mantienen aún muy altas, debido a la falta de programas que permitan visibilizar y establecer acciones que atiendan el avance de este virus.

Destacó que, en el caso de Yucatán los municipios donde se registra el mayor número de casos son Umán, Kanasín, Mérida, Valladolid y Progreso, lo que establece la condición de generar estrategias que atiendan estos problemas de salud que siguen cobrando vidas, primordialmente en la población masculina.

Vera Gamboa detalló que, el 90,2 de los casos de VIH en Yucatán son masculinos y el 9.8 son femeninos y que prevalece la condición de la estigmatización de la sociedad para las personas que padecen esta enfermedad, tanto en aspectos laborales, como educativos. Si bien se ha avanzado en algunos aspectos, dijo, aún hay que luchar por la atención de la población, por la información para jóvenes que viven una vida sexual muy activa y deben de protegerse, abundó.

Enfatizó que, a lo largo de 38 años, la pandemia del SIDA sigue siendo un problema de salud pública que no tiene la atención debida y que, la actual situación, por la pandemia del Covid ha obligado a que, muchas de las acciones que realizaban las organizaciones de la sociedad civil para atender tanto a la población con VIH, como las campañas de información, se han reducido al mínimo, lo que podrá establecer un repunte de los casos, agregó.

La especialista médica instó a las autoridades gubernamentales a continuar trabajando de manera decidida contra esta enfermedad, incluso a atender problemas legislativos, ya que, en Yucatán aun se criminaliza a las personas que contagian a otras personas, muchas veces sin saberlo, debido a la falta de recursos médicos, como las pruebas que permitirían establecer el número real de contagiados y que no están registrados.

Destacó que, la situación se ha agudizado debido a que, en 2019 se realizaron solo 5 mil pruebas sanitarias, cuando tendrían que haberse realizado al menos 200 mil y que, en 2020 y 2021 no se han realizado pruebas de detección ante la falta de recursos médicos.

Declaró que, en el marco del Día Mundial de la lucha contra el SIDA, tanto ONU-SIDA como los organismos internacionales de salud, han declarado 2021 como el año de la concreción de metas, debido a que, los gobiernos aun no cumplen con reclamos de atención sanitaria para toda la población, la necesidad de retrovirales y seguimiento médico para las personas contagiadas, lo que establece una discriminación contra la población que padece esta enfermedad, comentó.