Kekén asegura que está limpia y amenaza con proceder legalmente

Publicado enero 14, 2019, 9:08 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

En medio de las denuncias de grave contaminación a causa de cuatro granjas de cerdos en el municipio de Kinchil (poniente de Yucatán), Grupo Porcícola Mexicano, al que pertenece Kekén, informó que funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Sustentable realizaron una inspección y que no hallaron irregularidades.

En su sitio de internet la empresa no ha hecho ninguna alusión al tema, y sigue manteniendo información que vecinos de Kinchil consideran “inadecuada e impertinente” ante las evidencias de las lagunas negras ocasionadas por sus desechos sin tratar que arrojan a la zona.

En un comunicado que circuló de manera restringida, Kekén señala que el pasado jueves 10 de enero, personal de la Secretaría de Desarrollo Sustentable se presentó al predio que ocupa la granja porcícola propiedad de Grupo Porcícola Mexicano S.A. de C.V. ubicada a 2 kilómetros al sur del km 63.5 de la carretera Mérida- Celestún a 20 Km del municipio de Maxcanú, con el objeto de inspeccionar el predio.

“Durante el recorrido, la autoridad competente constató que las aguas residuales emitidas de estas granjas son enviadas a una planta de tratamiento, la cual a través de la más alta tecnología y en apego estricto a la normatividad, separa los sólidos, clarifica y desinfecta. Una vez desinfectada el agua, se envía al área de riego, la cual cuenta con una extensión aproximada de 78 hectáreas”, agrega el boletín.

“Ya en el área de riego, el personal adscrito a la Secretaría inspeccionó la zona donde se encontró un cuerpo de acumulación de agua. Sin embargo, se observó que las condiciones de esta agua no coinciden con el agua proveniente del sistema de tratamiento de aguas residuales de la granja”.

El comunicado menciona también lo siguiente:

Además, se observaron rastro de especies tales como ciervo de cola blanca (Odocoileus virginianus), pecarí de collar (Pecari tajacu), pavo ocelado (Meleagris ocellata) y cocodrilo de pantano (Crocodylus moreletii) por lo que no existe daño a la flora y fauna local.

Es importante destacar que durante los recorridos alrededor de los cuerpos de acumulación de agua tampoco se apreció mal olor.

Por último, se realizó una toma de muestra y se puso a la vista el registro de muestreo y cadena de custodia para que se realicen los análisis correspondientes.

Por otro lado, durante dicha diligencia, la empresa pudo constatar que existen indicios de que la entrada al predio ha sido violentada y que las instalaciones de las tuberías de riego han sufrido daño intencional, por lo que se tomarán las acciones legales pertinentes.

Kekén tiene un compromiso con el desarrollo sustentable de Yucatán. Contamos con la más alta tecnología y nos apegamos a los más estrictos estándares para el cuidado del medio ambiente en cada una de nuestras operaciones.

Además de ser un motor para el empleo y la economía local, Kekén busca tener impactos positivos en las comunidades donde estamos presentes a través de programas de responsabilidad social e iniciativas de conservación ambiental.

Para nosotros es fundamental actuar en todo momento apegados a la normatividad y en total transparencia, por lo que estamos abiertos a que tanto autoridades, organizaciones ciudadanas o medios de comunicación constaten de primera mano la responsabilidad de nuestras operaciones.

Como informamos, la laguna negra de Kekén fue descubierta de manera fortuita por autoridades municipales de Kinchil y ciudadanos que investigaban la desaparición de ganado en la zona, atribuido por cierto a la empresa porcícola.

De acuerdo con el alcalde Valentín Pech Dzib, ya tenía conocimiento de la contaminación de las cuatro granjas de Kekén en el municipio, incluso puso al tanto a las autoridades ambientales, tanto locales como federales, pero lo ignoraron.

Sin embargo, la laguna descubierta el pasado 5 de enero es la más grande en la zona. En un video, el guía de turista Alberto Rodríguez Pisté denuncia que el lugar de salir agua cristalina y tratada, los pivotes de riego de Kekén sacan agua pestilente que está afectando la flora y la fauna de la zona.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.