Juraron que con el cemento egipcio las casas sería más baratas

A final de cuentas las viviendas costaron más y el supuesto ahorro en insumos nunca se reflejó en el bolsillo del comprador. Denuncian que los beneficiarios fueron los importadores, en complicidad con funcionarios rolandistas.

1458

Albañiles yucatecos pusieron al descubierto la presunta corrupción protagonizada por el ex gobernador Rolando Zapata Bello y empresarios del país, ya que en ningún momento se abarató el costo de las viviendas en Yucatán a pesar de la introducción de cemento importado, que en un principio estaba por debajo del precio del producto nacional.

Incluso, el costo de las casas aumentó durante los últimos dos años, a pesar de que en la gran mayoría se utilizó el dañino cemento egipcio, afirmó el contratista Jorge Pérez Corona.

Reprobó el abuso de confianza cometido en contra de las familias yucatecas, ya que les vendieron casas por encima del precio que en un principio se ofreció.

Expresó que la estrategia de Zapata Bello era la importación de cemento barato, motivo por el cual, con empresarios de Nuevo León y de Yucatán se enfocaron al Arabian Cement, con tal de procurar de entregar casas más baratas y “con la misma calidad”, con respecto a las que se construyen con cemento nacional.

“Todo fue ficticio, ya que no hubo una disminución en el costo de la vivienda, y los más beneficiados fueron los empresarios”, acotó.

Abundó que en complicidad con el empresario Ricardo Alesio Robles se introdujo al país el cemento egipcio, el cual era más barato con respecto a las marcas nacionales, pero cuya calidad provoca daños entre los albañiles que lo manejan.

Ahora, como parte de la estrategia, se está homologando el precio con respecto a las mercas mexicanas, por lo que recientemente el costo del cemento importado aumentó en 21.4 por ciento, al pasar de 140 a 170 pesos el saco.

Pérez Corona refutó las declaraciones del presidente de la delegación de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi), Armando Valencia Castillo, al asegurar la calidad de las casas hechas con cemento importado son de gran calidad.

Por otra parte, reprobó el desinterés de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en Yucatán, ya que han transcurrido dos meses desde que interpusieron la denuncia en contra de la empresa Arabian Cement, y hasta el momento no hay avance alguno en torno a las irregularidades que prevalecen con este producto.

Expresó que en dos ocasiones ya acudieron a dicha dependencia federal, y el caso sigue sin avance.

Recordó que a mediados de marzo pasado, ambos acudieron a la dependencia federal para interponer una queja por las anomalías que tiene el Arabian Cement, posteriormente, el 5 de abril ratificaron la denuncia, pero hasta el momento, los inspectores de la Profeco aún no efectúan las actividades para verificar la queja en torno a las anomalías que prevalecen en dicho producto de importación.

Comentarios

Comentarios