Inminente captura de asesinos del conductor de inDriver y DiDi

Las investigaciones ya están avanzadas y solo es cuestión que un juez emita las órdenes de aprehensión.

10591

De un momento a otro deben emitirse las órdenes de aprehensión contra dos sujetos acusados del homicidio de Edgar Armando González Meneses, conductor de las plataformas inDriver y DiDi, a quien asaltaron para quitarle 200 pesos que el joven había ganado esa noche.

La Policía Estatal de Investigación (PEI) ya identificó a los asesinos, que serán puestos a disposición de un juez de control una vez emitidas las órdenes de aprehensión.

De acuerdo con las investigaciones, el móvil del sonado asesinato fue un asalto, pero los delincuentes solo pudieron obtener 200 pesos que tenía Édgar Armando en esos momentos, pues apenas comenzaba su jornada como chofer de plataformas digitales de movilidad, a la cual se dedicaba por las tardes y noches.

Además, por lo general los conductores de estas aplicaciones no llevan consigo mucho efectivo, pues la mayoría de los cobros se hacen con tarjeta de crédito.

El arma que utilizaron los homicidas fue una pistola de diábolos modificada calibre .22, en poder ya de las autoridades.

Edgar Armando inició su viaje en Mérida y trasladaría a una pareja a Tixkokob, pero al llegar a la comisaría de Euán fue amagado con un arma de fuego y obligado a conducir hacia Ekmul por un tramo solitario de unos tres kilómetros, donde fue asaltado.

La víctima opuso resistencia por lo que le dispararon a la cabeza, lo que le causó la muerte al instante.

Se presume que los asesinos trataron de ocultar el cuerpo entre la maleza, luego se llevaron el vehículo de su víctima, junto con sus pertenencias.

Hay indicios de que regresaron a Mérida, donde intentaron vender el auto. Al no conseguirlo, lo dejaron abandonado en un terreno de Cacalchén.

El vehículo no era propiedad de González Meneses, sino que pagaba una renta para trabajar como chofer de las mencionadas aplicaciones.

El teléfono celular de Édgar fue vendido en una casa de empeños frente a Plaza Oriente.

El joven de 27 años era empleado también de la Secretaría de Educación del Gobierno de Yucatán (Segey).

Comentarios

Comentarios