Izamal, sede de la semifinal de Master Chef Polonia

Realizan en Yucatán grabaciones del reality show gastronómico mejor posicionado a nivel mundial. También se hicieron tomas en Mérida y Muna, con chefs y restaurantes representativos del estado.

910

La gastronomía yucateca es reconocida no sólo en México sino en el mundo y como resultado, Yucatán se pone de nuevo de manteles largos al recibir la producción del reality show de cocina MasterChef Polonia, que del 29 de junio al 2 de julio realizó grabaciones en el Pueblo Mágico de Izamal, así como en Muna y Mérida.

La producción del programa decidió que el atrio del convento franciscano de San Antonio de Padua en la llamada Ciudad de las Tres Culturas era la locación perfecta para grabar ahí la semifinal de la edición polaca del certamen gourmet, que cuenta ya con más de 50 versiones en todo el mundo.

Al respecto, integrantes del rodaje agradecieron todo el apoyo brindado por la Secretaría de Fomento Turístico (Sefotur), que continúa impulsando estrategias de promoción y difusión que atraigan una mayor afluencia de visitantes a Yucatán, a fin de beneficiar a la población a través del turismo sustentable, incluyente y responsable, como desde el inicio de la administración instruyó el Gobernador Mauricio Vila Dosal.

MasterChef Polonia se transmite por el canal de TVN Discovery, lo que pondrá a la entidad en los ojos de miles de personas, mostrando su gran riqueza gastronómica, arquitectónica y cultural. La producción del reality está conformada por 60 personas de ese país y 30 de México, quienes disfrutaron su estancia en tierras mayas.

Al igual que los cinco competidores, ésta quedó maravillada con los intensos sabores de la deliciosa gastronomía local, única en el mundo. Además, cada uno se lleva una gran experiencia y reconoció a Yucatán por la amabilidad y simpatía de su gente, lo que da cuenta del porqué es un estado representativo de México ante el turismo internacional.

Durante su estancia, la producción realizó grabaciones en el restaurante Néctar con el chef Roberto Solís y en el Mercado de Santiago en la taquería “La Lupita” en Mérida, mientras que en Muna estuvo en el “Regalo de Dios”, además de que conoció las Haciendas Temozón y San José, en tanto que en Izamal visitó el restaurante Kinich.

Por cierto, como informamos en nota aparte, algunos de los participantes resultaron afectados por el calor yucateco y tuvieron que tomar un descanso y ser atendidos por paramédicos en Izamal.

Luego de rehidratarse y descansar, se reincorporaron a las grabaciones.

Comentarios

Comentarios