Interviene el gobierno federal en el caso de José Eduardo Ravelo

Publicado agosto 16, 2021, 10:03 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Tras la liberación de los policías municipales acusados de torturar y violar al joven José Eduardo Ravelo Echavarría, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) anunció que dará instrucciones a la titular de la Segob para analizar una posible denuncia ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por este caso.

“Voy a dar instrucciones a la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y que se vea la posibilidad de que el gobierno de la República, el gobierno federal presente una denuncia para que no se quede en el ámbito local este asunto y se castigue a los responsables, incluso a las autoridades que estén encubriendo el caso; esto solo cuando se demuestre que se cometieron violaciones graves que llegaron al homicidio del joven José Eduardo”, dijo el mandatario.

Mencionó que si bien la mamá del joven anunció que estaría buscando una audiencia con el presidente, éste hizo un llamado a que no lo haga, dado que se compromete a intervenir en el caso.

El pasado 21 de julio José Eduardo Ravelo Echavarría de 23 años fue detenido y violado por policías de Mérida, días después murió debido a las heridas.

El joven originario de Veracruz fue detenido por policías municipales en el centro de Mérida, luego de agredir a personas que esperaban en un sitio de taxis.

Durante el trayecto a la cárcel municipal y durante su estancia ahí, el veracruzano presuntamente fue torturado y violado por agentes de la PMM.

Al salir de prisión, el 22 de julio, José Eduardo se comunicó con su madre María Ravelo Echavarría y le contó lo sucedido.

Cuando llegó el sábado 24 de julio, la mujer lo llevó a la Fiscalía a denunciar. Ahí lo pasaron con el médico legista y le dijeron que estaba grave, que había que llevarlo al hospital para internarlo.

Sin embargo, los esfuerzos médicos fueron en vano, ya que el joven falleció el pasado 3 de agosto debido a la gravedad de sus heridas. La causa de muerte fue síndrome de disfunción orgánica múltiple y politraumatismo.

El 7 de agosto, el gobernador Mauricio Vila confirmó la captura de los presuntos responsables de este delito, a quienes, dijo, se les investigaría y aplicará la ley. No obstante, a pesar de las pruebas en contra de los agentes, éstos fueron liberados el pasado 13 de agosto luego que un juez dictara auto de no vinculación a proceso.

La Fiscalía General del Estado (FGE) de Yucatán dio a conocer que presentará un recurso de apelación, por lo que el proceso sigue abierto y la dependencia seguirá con la investigación.