Intereses políticos provocaron “la desaparición” de africanos en Yucatán

En los documentos posteriores al fin del dominio español ya no aparecen, debido a los intereses políticos del período independentistas.

422

Pese la notable presencia de africanos, afrodescendientes y pardos, hijos de mayas y africanos, registrada en Yucatán durante la colonia española, después de la independencia de México aconteció una “súbita desaparición” de éste tipo de población, reveló el investigador de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), Jorge Victoria Ojeda.

Es decir, en los documentos posteriores al fin del dominio español ya no aparecen, debido a los intereses políticos del período independentistas.

Afirmó que “el parche” puesto a la historia de Yucatán provocó que se tenga poca información sobre la presencia e influencia de las personas de color en Mérida, y en todo Yucatán.

Sin embargo, los recientes estudios empiezan a despejar las numerosas dudas en torno a las interacciones interétnicas registradas durante en Yucatán, a lo largo del yugo español.

Durante la colonia española, los africanos, afrodescendientes y pardos, estaban bajo el régimen de la esclavitud, por lo que Yucatán no fue la excepción.

En dicho período histórico, las personas con ciertos recursos los adquirían como parte de su estatus social, sin dejar de considerar su empleo en alguna faena doméstica o rural.

Con el tiempo llegaron a ser numerosos, sobre todo por su descendencia con mujeres mayas, y en ocasiones la Corona española los utilizó para defender algunos territorios, organizados bajo los ejércitos de pardos.

Pero, la política liberal de los siglos XIX y XX borró a los africanos de la historia con la idea de crear una nación mestiza compuesta únicamente de lo español y de lo indígena.

“El binomio mestizo fue el que nos fue ofertado por el grupo en el poder, que es el que sigue actualmente. En los estudios con los mayas, cuando tenemos en mente analizar el mundo colonial yucateco, lo clásico es trabajar con el binomio mayas-españoles, pero el tercer grupo también fue sumamente importante, aunque es poca la información que se tiene”, resaltó.

Explicó que para situar la presencia de los afrodescendientes en la sociedad colonial, desarrolló el proyecto “Africanos, mayas, españoles y yucatecos: relaciones, intercambios y aportaciones”.

“El estudio se centró en la relación de los africanos con otros grupos étnicos que coexistieron en la península de Yucatán”, subrayó el especialista del Centro de Investigaciones Regionales “Dr. Hideyo Noguchi” de la Máxima Casa de Estudios.

Resaltó que como resultado, se corrigieron datos históricos imprecisos que se tenían por verdaderos y se obtuvo un nuevo conocimiento sobre las interacciones interétnicas de la época colonial.

“Siempre nos orientamos a lo que es la cultura maya, pero pienso que erradamente las investigaciones se dirigen siempre a la relación que se tuvo con el grupo dominante, los españoles, pero casi nunca se ha abordado la relación con los otros grupos, como los africanos”, expresó.

Recordó que Matthew Restall, su libro publicado en 2009, afirma que los afroyucatecos principalmente jugaron papeles intersticiales en la colonia, llenando una posición media entre españoles y mayas y, por tanto, impactando a la sociedad colonial, desde la ciudad española hasta la villa maya, de maneras profundas que aún faltan por ser reconocidas.

Durante muchos años, los afrodescendientes vivieron en las mismas casas de sus amos en un estilo de esclavitud “doméstica y laxa”, en la que los tres grupos de la región se encontraban en los grandes solares de las familias hispanas, tanto en espacios de convivencia como de fricción, añadió.

Comentarios

Comentarios