Dan 20 años de prisión a homicida de arqueólogo yucateco

También se le impuso se le impuso un pago de un millón 380 mil pesos por concepto de la reparación del daño.

1110

Un par de décadas permanecerá en prisión Juan Pablo Arrioja Osorio, sentenciado por matar al investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Yucatán, Carlos Alberto Pérez Álvarez.

El asesinato ocurrió hace ocho meses, y ahora el Tribunal Primero de Enjuiciamiento determinó que, por el delito de homicidio calificado, la condena fue de 20 años y un menos de permanencia en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Mérida.

Además de la condena que purgará, se le impuso un pago de un millón 380 mil pesos por concepto de la reparación del daño.

Aunque José David Flores Morales fue cómplice del homicidio calificado, recuperó su libertad gracias a los beneficios que le otorgó el Sistema de Justicia Penal Acusatorio y Oral, así como el nuevo Código Procesal Penal que lo sustenta.

La juez de control Elsy del Carmen Villanueva Segura le concedió la libertad por tres motivos, por confesar su participación en la muerte de su amigo de borrachera, por cooperar con las autoridades judiciales y porque no fue el autor material del crimen.

El 10 de agosto de 2017 perdió la vida el descubridor del fenómeno arqueoastronómico de San Antonio Chel, quien desafortunadamente por su adicción al alcohol, pero sobre todo a las drogas, le causaron serios problemas en su profesión.

Durante la audiencia se estableció que Flores Morales fue a casa de su amigo Arrioja Osorio, el hoy sentenciado, ubicada en la calle 52 entre 51 y 53 de del fraccionamiento Nueva Hidalgo, para pedirle hospedaje y posteriormente empezaron a ingerir bebidas embriagantes.

Comentarios

Comentarios