Guillotina afilada en la Secretaría de Educación

Publicado diciembre 13, 2019, 5:12 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Radar Político/Columna

Los días parecen estar contados para el encargado de comunicación social de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán (Segey), quien es un antiguo colaborador de Víctor Caballero Durán, que durante la mitad del sexenio rolandista ocupó esa dependencia.

Todo indica Miguel Cocom Mayén no entendió el lugar que ahora ocupa y tampoco aprovechó la oportunidad que se le dio de continuar en dicha oficina, en la que por cierto todavía hay mucha gente incrustada operando a favor de su antiguo jefe, a quien le deben ciega lealtad pese a que siempre ha encabezado un proyecto perdedor.

Basta recordar que en 2015 Caballero Durán dejó la Secretaría de Gobierno para ocupar la primera posición en la lista de diputados plurinominales, pero su sueño se le frustró debido a que el PRI no pudo meter legisladores de representación proporcional, y Caballero Durán quedó colgando de la brocha.

Como premio de consolación le dieron la Segey, oficina desde la cual se dedicó a operar su siguiente objetivo: la gubernatura, pero de nuevo perdió y tuvo que conformarse con el premio de consolación de la candidatura por la alcaldía de Mérida.

Confiado en la estructura que había creado desde la Segey, pensó que sería pan comido, pero tremenda sorpresa se llevó al sufrir estrepitosa, histórica derrota para el tricolor en Mérida, que nunca había sacado resultados tan desastrosos, casi superado por Morena.

Sin embargo, gente como Miguel Cocom sigue pensando que algún día Caballero Durán dará ese golpe de suerte, y sigue operando a su favor.

La gota que derramó el vaso, se comenta en pasillos de la Segey, fue la filtración de información por un caso de abuso sexual en la preparatoria estatal “Serapio Rendón”.

Por su delicadeza y protección a las víctimas, el caso debió tratarse con discreción, pero Cocom Mayén vio la oportunidad de quedar bien con su verdadero jefe, Caballero Durán, denostando la imagen de la titular de la Segey en su afán de socavar al gobierno de Mauricio Vila.

La guillotina ya está afilada y se comenta que la cabeza de Cocom Mayén no sería la única en rodar por los pasillos en el edificio de la García Ginerés.