El alza de tarifas del transporte urbano, maneda que sigue al aire

Hasta el momento no se define si habrá un aumento al pasaje o si el Ejecutivo local aumentará el subsidio para las empresas, pues todo está en la mesa de discusión.

299

El posible aumento al transporte público de pasajeros sigue en “stand by” ya que continúan las negociaciones entre el sector empresarial y el gobierno del Estado, informó el presidente de la Alianza de Camioneros de Yucatán (ACY), Arturo Rodríguez Berzunza.

Comentó que también se discute el subsidio para las empresas, el cual evitaría el alza en tarifas.

Ante la falta de acuerdos comunes, la mesa de diálogo permanece abierta, pero el concesionario se abstuvo de proporcionar detalles.

“Hasta el momento no se define si habrá un aumento al pasaje o si el Ejecutivo local aumentará el subsidio para las empresas, pues todo está en discusión… no hay acuerdos aún”, agregó durante la entrevista concedida.

Cuestionado sobre la propuesta del costo del boleto, dijo que se quiere adelantar a las propuestas de un posible aumento, todo ello, para evitar que la mesa de diálogo se posponga.

Al efectuar un comparativo, comentó que Mérida es una de las pocas ciudades del país con la tarifas más barata.

Expresó que hay ciudades de Nuevo León, Chihuahua y Baja California donde un adulto paga 10 pesos, mientras los estudiantes y menores de edad, seis pesos.

Mientras que en la capital yucateca, el monto es de ocho pesos para los adulos y tres para los infantes y estudiantes con credencial.

Quebrado

Rodríguez Berzunza calificó de insuficiente el monto obtenido con el boletaje para la adquisición de combustible, pues al operador se le da un dinero extra para que el tanque esté lleno.

“Todos los días hay pérdidas, se gasta más de lo que se gana, abundó al reconocer que el subsidio les permite contar con dinero para satisfacer las demandas.

Reconoció que actualmente, cada unidad obtiene hasta mil 500 pesos diarios, pero se paga hasta dos mil 200 pesos en combustible.

Señaló que es notable el alza de combustible, el aumento del costo del dólar, las tasas de interés de los préstamos, así como las rutas de baja afluencia, entre otras cosas.

“El alza del combustible golpea tremendamente a las empresas de transporte público de pasajeros, pues el litro cuesta actualmente 18.22 pesos”, añadió.

“El dólar sube y hoy cerró a 19.5 pesos, lo que impacta en el costo de las refacciones de las unidades”, acotó.

Asimismo, las tasas de interés también repercuten, a pesar de que las financieras dan las tasas más baratas, en comparación con los bancos.

Comentarios

Comentarios