Ebrios casi comen lumbre al incendiarse su casa cuando dormían, en Ciudad Caucel

Publicado agosto 24, 2020, 1:59 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 2 mins

MÉRIDA.- Luego de haberse puesto una borrachera una pareja de Ciudad Caucel se acostó a dormir, pero un incendio los hizo despertar de manera abrupta.

La mujer huyó despavorida y, en medio de su embriaguez, se subió al techo y ahí se quedó hasta que fue descubierta por policías que inspeccionaban la casa.

El marido, por su parte, no pudo salir a la misma velocidad y sufrió quemaduras de diverso grado en varias partes del cuerpo.

Los hechos ocurrieron aproximadamente a las 11 de la noche en una vivienda de la calle 29-B entre 112 y 114 del fraccionamiento Paraíso de Ciudad Caucel.

El dueño de la casa, José J.C.P., de 40 años, quien se encontraba en estado de ebriedad, dijo que estaba durmiendo cuando empezó a sentir mucho calor.

Al despertar se percató que se estaba quemando su vivienda. El fuego ya había alcanzado un ropero, la estufa, el refrigerador y otros artículos.

Quien se dio cuenta del fuego antes que él fue su mujer, M.G., de 34 años, quien se acordó del dicho que menciona que borracho no come lumbre, y salió echa fuego de la casa, subiéndonse quién sabe como al techo.

Quien sí comió lumbre… bueno resultó quemado, fue José ya que cuando logró salir las llamas ya estaban cubriendo buena parte de la casa.

El incendio fue sofocado por bomberos de la SSP que llegaron al lugar de los hechos. Se desconocen las causas del siniestro.

José sufrió quemaduras de primer y segundo grado en las piernas, la espalda y los brazos. Fue valorado por paramédicos de la SSP, pero se negó a que lo llevaran al hospital.

Durante las inspecciones a la casa se detectó que había alguien en el techo, que resultó ser la esposa del dueño que se había subido ahí para escapar del fuego.