Denuncian que juez de Distrito favorece oscuros intereses

Difieren audiencia para la solución de un amparo promovido por los pobladores del fraccionamiento Flamboyanes de Progreso.

775

Para proteger los intereses del ex gobernador Rolando Zapata Bello, el juez segundo de distrito, Rogelio Eduardo Leal Mota, difirió la audiencia para la solución del amparo promovido por los pobladores de Flamboyanes, comisaría de Progreso, para detener la construcción de la Planta de Molienda de Cementos Fortaleza.

Los afectados reprobaron la actitud del magistrado, quien pospuso la actividad prevista para el pasado miércoles 4, sin especificar fecha alguna para la próxima sesión correspondiente al expediente 1008/2019, manifestaron los inconformes.

Entre los inconformes, Alexander Borges Méndez indicó que de acuerdo con los abogados, “están alargando el caso para buscar como declarar de improcedente el respectivo amparo”.

“Hay muchos intereses de por medio en torno a la construcción de dicha planta cementera, y en el caso está involucrado Zapata Bello”, expresó al recordar que el 26 de septiembre de 2018 se puso en marcha la obra, en la que se invirtió 30 millones de dólares.

“En el Juzgado se alargó la fecha de la audiencia del amparo, para tener más tiempo y así resolver el caso a favor de los empresarios, pues hay muchos intereses de por medio”, acotó.

Por su parte, Jorge Alberto Catzín resaltó las ironías de Leal Mota, quien aseveró que no se acreditó el interés jurídico de los promoventes, en éste caso, los niños de ésta población.

Según el juez, pues “no tiene certeza de que estén afectados”, asimismo “desconoce que vivan en la zona”, cuando en tiempo y forma se entregó el acta de nacimiento de los infantes, en la cual se especifica que nacieron en Progreso, así como las credenciales de elector de los adultos, donde se especifica la dirección de sus predios, además que se entregó un comprobante de domicilio.

Incluso, Aranza Marques Vera afirmó que la empresa hace caso omiso a su compromiso de no colocar bardas así como de respetar las áreas verdes.

Por tercera vez, dijeron, las familias de Flamboyanes son blanco de burla, ya que el juez se niega a la suspensión de la obra, y favorece a la empresa Fortaleza. En primera instancia la negó porque a su criterio los padres de los menores que promovieron el amparo debían exhibir las identificaciones en originales, postura que está fuera de estilo.

Posteriormente, en la audiencia incidental celebrada el pasado 28 de agosto de nuevo negó la suspensión por cuestiones de forma, pues el actuario que hizo la inspección ocular manejo fotos mal tomadas y manifestó que no hay construcción alguna.

Refutó la versión del actuario y estableció que la empresa no respetó el dictamen de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), pues tenía expresamente prohibido construir bardas para no bloquear el paso de fauna.

“Casi todo el polígono está bardeado, además de que se removió la vegetación, por lo que es notable el daño al medio ambiente”, subrayó.

Comentarios

Comentarios