Comisionista de la CFE se siente ‘dueña’ de la luz en Cacalchén

Publicado septiembre 01, 2018, 10:55 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

Con empujones, manotazos y jalones de pelo empezó y terminó el plantón que numerosos vecinos de Calcalchén realizaron hoy viernes en la casa de Leydi Couoh Salazar, la comisionista de la CFE del municipio, quien maltrata a los habitantes que pasan por su casa a retirar y pagar el recibo de luz desde hace tres bimestres.

Hartos, los vecinos decidieron poner punto final al despotismo que ejerce la comisionista cada vez que van a retirar el recibo de luz, en horarios muy acotados, con entrega “solo personal” al dueño de la factura y con un cobro que debe ser exacto, sino no se realiza. Couoh Salazar se convirtió, según ellos, en toda una tirana, con el poder absoluto para “dar luz” en el municipio.

Martín Estrella, uno de los vecinos afectados, platicó con Yucatán Ahora para contarles la situación que terminó mal, y con más de mil firmas de habitantes dispuestos a sacarle el cargo de comisionista a Couoh Salazar.

“La CFE dejó de repartir casa por casa los recibos de luz y se lo asignó a la comisionista Leydi Couoh Salazar. Ella debía pasar por las casas para entregarlos y cobrarlos y por eso le pagan”, relató el vecino.

Al principio todo estuvo bien pero un día, hace unos bimestres atrás, Couoh Salazar les dijo a los habitantes que ya no podría pasar casa por casa y que deberían ir a casa de ella.

Malos tratos e insultos

“No tuvimos inconvenientes hasta que esta señora puso una cocina económica en su casa y ya no tuvo tiempo para entregar y cobrar como corresponde”, relató Estrella.

Como Couoh Salazar está ocupada atendiendo la cocina económica, puso un horario restringido para que pasen a retirar los recibos de 10 am a 12 del mediodía. Y a cobrar de 4 pm a 6 pm.

“Había gente que, antes de salir a trabajar a Mérida, pasaba a su casa por los recibos pero ella, de muy malos modos, no se los entregaba. También había personas de la tercera edad que hacían cola para llevarse el recibo y, cuando daban las 12 y aunque hubiera gente esperando, la señora cerraba la entrega inmediatamente, con muy malos modos”, remarcó.

“Aquí está el letrero, ¿acaso usted no sabe leer?”, les espetaba Leydy, en tono de burla a los que esperaban y se tenían que regresar a sus casas con las manos vacías.

Estrella relató también que una vez una vecina fue a pagar $341 de su recibo. Que entregó tres billetes de $100, dos de $20 y una moneda de $5. Leydi se enojó con la vecina porque no le daba el importe exacto y la obligó a ir a cambiar la moneda de $5.

“Ella cobra por ser comisionista y atiende mal. Dijo que le bajaron el sueldo, pero le pagan por repartir los recibos y le dan un porcentaje por cobrar y uno tiene que soportar los malos tratos y los insultos”, espetó el vecino.

Para colmo, Estrella explicó que los recibos llegan una semana antes del vencimiento, pero que la comisionista los entrega casi vencidos o vencidos y a mucha gente le cortan la luz.

Jalones de pelo

“Hoy a las 9 am hicimos un plantón en su casa. Salió Manuel Espadas, el esposo de Leydi y jaló de los pelos a una vecina que, según su esposa, es la que incita al grupo. Esa vecina se llama Fátima Espadas y es la hermana de Manuel”, relató Estrella.

También señaló que los mismos vecinos presentes impidieron que el tema pasara a mayores y separaron a los hermanos. Luego llegaron los policías municipales, pero Manuel Espadas ya se había encerrado en su casa y, como no tenían una orden, no pudieron sacarlo.

“Ya existe un oficio firmado por el alcalde Pastor Canul Zárate que se remite a Gabriela Pasos, superintendente de la CFE de la zona de Motul. Este documento tiene más de mil firmas de los vecinos inconformes así que esperamos que la saquen de su puesto y cesen los malos tratos. Somos más de cinco mil habitantes y todavía hay muchos que quieren firmar el oficio”, aseguró.- Cecilia García Olivieri.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.