CONTENIDO PROMOCIONADO

Adiós a las despensas ‘chafa’, bienvenidos los vales de apoyo por la veda del mero

Publicado febrero 10, 2021, 10:52 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 7 mins

KINCHIL.- Rodrigo Puuc Pool, pescador originario del municipio de Kinchil, se siente respaldado por el Gobierno del Estado, gracias al apoyo que recibe a través del programa estatal Respeto a la Veda del Mero, con el cual se reparten vales de despensa con un valor de 1,200 pesos para más de 12 mil pescadores de 57 municipios del estado a través de un esfuerzo presupuestal de 58.1 millones de pesos.

“Este programa de la Veda del Mero es importante porque así, nosotros los pescadores, recibimos un buen apoyo y nos sentimos respaldados. La pesca ha estado difícil, primero por la pandemia del Coronavirus y después por las tormentas y huracanes que nos cayeron. Por eso, recibirlos me trajo mucha felicidad y tranquilidad porque es un apoyo extra que necesitábamos y será bien utilizado”, aseguró el pescador de 30 años de edad.

A las puertas de su hogar, en la cabecera municipal de Kinchil, el hombre de mar recibió de manos del personal de la Secretaría de Pesca y Acuacultura Sustentables del estado (Sepasy), los vales de despensa con un valor de 1,200 pesos que el Gobierno del Estado entrega a 12 mil 122 hombres y mujeres dedicados a las actividades pesqueras, a través de una inversión de 58.1 millones de pesos.

Esta es la primera de 4 entregas que los beneficiarios recibirán hasta el 31 de marzo próximo. Cabe destacar que, para este año, el padrón de beneficiarios creció a 12 mil 122 pescadores, lo que significó, casi un 20 por ciento más que en el 2020, año en el cual se apoyó a 10,208 personas dedicadas a las actividades pesqueras con una inversión de 48.9 millones de pesos.

Justo afuera de su hogar, Puuc Pool explicó que el periodo de veda es difícil para él y su familia porque la pesca ha estado muy baja, pero con estos vales podremos comprar mercancías, principalmente las más básicas e, incluso, debido a que hace poco nació mi hijo, “aprovecharé para comprar pañales, leche, toallitas, y otras cosas que él necesite”.

En este sentido, el hombre agradeció el apoyo otorgado por el Gobierno del Estado desde el inicio de la pandemia y subrayó que se está haciendo un buen trabajo, “porque aquí en Kinchil hemos visto y nos ha tocado la llegada de diferentes apoyos que se han dado como la ayuda económica y las despensas que nos enviaron”.

En la cabecera municipal de Kinchil, donde un total de 141 pescadores son beneficiados con estos apoyos económicos de la veda del mero, también se encontraba el experimentado hombre de mar, Ricardo Tzuc Borges, quien desde hace más de 40 años se dedica a este oficio.

“Recibí 1,200 pesos en vales para la despensa con los que hoy mismo iré a comprar arroz, frijol, azúcar y todo lo que me alcance y beneficie para la casa donde vivimos mi esposa y yo. Es un buen alivio para nosotros, ahora que hace falta ya que ha habido mal tiempo y no hemos podido salir a pescar como acostumbramos. Gracias al Gobierno del Estado porque nos está apoyando con estos vales, que nos mandan cada año, lo cual es muy bueno, porque se ayuda a quienes menos tienen”, añadió.

El hombre de mar detalló que, debido a la llegada de la pandemia, en marzo del año pasado, y el paso de 5 fenómenos meteorológicos que trajeron consigo fuertes lluvias e inundaciones, él y su esposa tuvieron que lidiar con diferentes dificultades, las cuales se sumaron a una fuerte lesión que lo dejó incapacitado por tres meses. Sin embargo, explicó Tzuc Borges, gracias a los apoyos que el Gobierno del Estado implementó durante la pandemia para apoyar a este sector, fue que pudo salir adelante.

“El año pasado fue muy pesado y con dificultades porque nos llegó la pandemia, luego llovió más de lo esperado, y aparte, me lastimé el pie, por lo que estuve tres meses en cama. Además, las lluvias y los vientos afectaron mi casa, pero creo que he sido afortunado porque hemos recibido el apoyo del Gobierno del Estado y hoy sigue llegando con estos vales” reiteró Tzuc Borges.

Hay que recordar que, debido a la emergencia sanitaria, este año, personal de la Sepasy realiza la entrega de los apoyos casa por casa, siguiendo todas las medidas sanitarias correspondientes, a fin de reducir los riesgos de contagio entre los participantes de este programa estatal, quienes tampoco tendrán que salir a realizar actividades comunitarias previstas en las reglas de operación.

Sin embargo, esta medida no aplica para el puerto de Progreso y su comisaría de Flamboyanes, donde por razones logísticas, se instalaron mesas de pago en las que se atendieron hasta 65 personas, con todas las medidas sanitarias que establecen los protocolos contra el Coronavirus.

En dichos puntos habilitados, personal de la Sepasy atendió a no más de 4 personas al mismo tiempo, priorizando la sana distancia, el uso obligatorio de cubrebocas y gel antibacterial constantemente.

Los más de 12,000 pescadores beneficiarios de este apoyo pertenecen a 57 municipios del estado, entre ellos Acanceh, Baca, Bokobá, Buctzotz, Cacalchén, Cansahcab, Celestún, Calotmul, Chankom, Chicxulub Pueblo, Conkal, Cuzamá, Dzemul, Dzidzantún, Dzilam de Bravo, Dzilam González, Dzoncauich y Espita.

Además de Halachó, Hocabá, Homún, Hunucmá, Ixil, Izamal, Kanasín, Kinchil, Maxcanú, Mérida, Motul, Panabá, Peto, Progreso, Río Lagartos, Sacalum, Samahil, San Felipe, Seyé, Sinanché, Sotuta, Sucilá, Tecoh, Telchac Pueblo, Telchac Puerto, Temax, Tepakán, Tetiz, Teya, Ticul, Timucuy, Tixkokob, Tizimín, Ucú, Umán, Valladolid, Yaxcabá, Yaxkukul y Yobaín.