Presentan la otra cara del conflicto por un pastel en una escuela

Ofrecemos versión de la doctora Jaina América Vázquez Buenfil, directora de la secundaria del fraccionamiento Santa Cruz Palomeque, en el sur de Mérida.

10713

Recibimos de la doctora Jaina América Vázquez Buenfil, directora de la Escuela Secundaria General Transferida # 14 “Pastor Gaspar Castro Soberanis”, una carta en la que expone lo siguiente con respecto a un incidente relacionado con un pastel en el mencionado plante, ubicado en el fraccionamiento Santa Cruz Palomeque.

Reproducimos íntegro el mensaje de la docente:

Amable redacción: Yucatán ahora

Con respecto a la nota que publicaron en su edición del día 8 del presente, con el título “Denuncian prepotencia de la Directora de una Secundaria meridana”, quiero dirigirme con todo respeto a ustedes, en virtud que se ha publicado una versión totalmente alejada de la verdad, y con el afán de darles información que les pueda conducir de manera objetiva de lo sucedido, pues considero que nuestra sociedad merece conocer la otra versión y tener una visión más amplia de lo que aconteció en nuestra escuela.

Soy la Doctora Jaina América Vázquez Buenfil, directora de la Escuela Secundaria General Transferida # 14 “Pastor Gaspar Castro Soberanis”.

Mencionan que actué con “agresión y prepotencia, con lujo de violencia”. Se falta a la verdad, porque se puede apreciar en el video que quien está actuando agresiva e incitando a los alumnos a la violencia es la señora Roxana Rubí Ascencio Hernández, ex presidenta del Comité de Padres de Familia, quien fue acusada y destituida por los mismos padres, por malos manejos en las cuotas de padres de familia y otras irregularidades. Y quien está haciendo la grabación es precisamente la hija de la misma señora, de quien omito dar mayores datos pues es menor de edad y alumna de nuestra escuela.

En ninguna parte del video se puede apreciar las expresiones de prepotencia que me acreditan, caso contrario, es tan solo una manipulación de la verdad, pues es ella misma quien se encarga de decir que “la directora es influyente en la Sep” para despertar el enojo y coraje de los padres de familia.

Se menciona en la nota “participaban en el festejo padres de familia” quiero puntualizarles, que ningún padre de familia, y ningún docente participaban, y que no estaba programada alguna actividad de índole social en nuestra escuela.

Quiero conducirme con apego a lo sucedido, y al trasfondo del asunto. Toda la conducta violenta, agresiva, de provocaciones y agresiones a mi persona, por parte de la señora Rubí Ascencio obedece a que cuando fue destituida como presidenta, atribuyó a mi persona, como la causante de tal destitución, pues al ser expulsada del comité de padres de familia, perdió el control de la tienda escolar, venta de uniformes, manejo de cuotas voluntarias y trabajos de “fotógrafa exclusiva “de la escuela.

Y es ahí, a partir de ese suceso, que constantemente se presenta a la escuela con actitudes violentas y agresivas en contra del personal y de los directivos de la escuela. Se presenta con insultos, provocaciones, y con amenazas de cerrar la escuela y de sacar a la directora, y que lo hará porque lo ha hecho en la primaria y en el jardín de niños del fraccionamiento.

El caso mencionado es que se presenta a la escuela con un pastel y con insultos y agresiones, sin el permiso del personal del pórtico y prefectura, y se dirige sin autorización a un salón de clases e incita a los alumnos a realizar una actividad no programada ni mucho menos autorizada. Gritándoles que la directora no es nadie para evitar que lo hagan, en una franca manipulación de alumnos, todos ellos menores de edad, propiciando un enfrentamiento con una servidora, y cuando yo me presento al salón de clases, después de platicar con los alumnos y acordar entregarles el pastel a la hora de la salida, en camino a la Dirección de la escuela me agrede y de manera violenta me arrebata el pastel, que por la fuerza del arrebato, ella misma lo tira a mi persona y al suelo, (se aprecia en el video el impacto del pastel en mi cuerpo); ante esta actitud violenta yo me dirijo a la Dirección seguida de ella, en la se presencia como patea y empuja la puerta, en otra provocación y agresión hacia mi persona y con las consignas de incitar a los alumnos a adoptar conductas no permitidas y en pleno actos de faltas de respeto. Y se aprecia también la forma en que me conduzco al invitarla a platicar el tema en la dirección de la escuela, solicitándole al mismo tiempo, a su hija, que dejara de grabar por recomendaciones emitidas por la PGR.

No es la primera vez que suceden estos actos de intimidación, amenazas y de agresión a mi persona; se han levantado en varias ocasiones actas de hechos, que quedan como denuncias y evidencias de su comportamiento agresivo, cada vez que se presenta a la escuela

Denunciar es un derecho de todo ciudadano y denunciar con pruebas es una tarea que merece toda nuestra responsabilidad, pero esta denuncia se convierte en agresión, en calumnias y en difamación cuando tergiversamos la realidad de los hechos y no aportamos las suficientes pruebas, con la sola finalidad de desprestigiar a una institución y a una persona.

Quedo antes ustedes para cualquier ampliación de esta nota, segura que me he conducido y me conduciré con apego a la ética y a la verdad, porque la comunidad merece todo mi respeto y no la manipulación de la misma.

Mi agradecimiento a la réplica y a la publicación de mi carta.

Reciban un saludo cordial Dra. Jaina América Vázquez Buenfil.

Comentarios

Comentarios