En riesgo candidatura de Francisco Torres Rivas a la presidencia del PRI

De cuatro impugnaciones contra los aspirantes, solo una se aceptó. En breve se emitirá el predictamen, pero será el comité nacional el que decidirá la suerte del ex diputado federal por el PVEM. Las acusaciones contra dos fórmulas se desecharon.

563
Foto del día en el que los aspirantes del PRI firmaron un 'Pacto de Civilidad y Compromiso Político'.

De las cuatro impugnaciones que se presentaron contra aspirantes a la presidencia estatal del PRI, solo una procedió, contra la fórmula que integran Francisco Torres Rivas y Lila Frías Castillo, de la cual se solicitó el predictamen que será turnado al comité nacional, que decidirá si procede o no.

El aviso se colocó este jueves en estrados de la Casa del Pueblo, donde se informa que la Comisión de Justicia Partidista aceptó la mencionada queja, y se establece un plazo de 72 horas para emitir un predictamen sobre la causa que se sigue contra Torres Rivas, a quien se acusa de inviabilidad para participar en el proceso interno priísta.

El predictamen deberá ser turnado a la Comisión Nacional de Justicia Partidista que deberá dar un resolutivo en un plazo también de 72 horas, una vez tenga conocimiento sobre la validez y fundamento de la causa, que implicaría la cancelación del registro e inscripción de “Panchito” Torres y Lila Frías en la contienda interna.

Los recursos de inconformidad, como informamos en su oportunidad, fueron presentados contra el mencionado Torres Rivas y su compañera de fórmula, y también contra la dupla Francisco Medina Sulub-Carmen Navarrete Navarro y Diego Lugo Interián-Raimunda Che Pech.

Entre las acusaciones están que Torres Rivas y Raimunda Che no cumplen los requisitos de elegibilidad que establece la convocatoria, ya que fueron candidatos de otro partido, en este caso el PVEM, y no cumplen la militancia efectiva de siete años.

A Carmen Navarrete se pidió que se le suspendan sus derechos como militante priista, ya que sobre ella pesan acusaciones por la comisión de delitos como tráfico de influencias y nepotismo, además de desvío de recursos por más de 10 millones de pesos. Por todos esos ilícitos se le abrió una investigación en la Auditoría Superior del Estado, la cual aún está en curso.

Hasta ahora la única fórmula no impugnada es la de Eloy Quiroz Ávila y Reynalda Cocom Osalde.

Tras las impugnaciones, los aspirantes firmaron un “Pacto de Civilidad y Compromiso Político”, en el que se comprometieron a llevar a cabo una campaña de respeto y cordialidad.

Comentarios

Comentarios