El suicidio no distingue clase social: uno en el Norte y otro en el Sur hoy

Dos hombres, uno de avanzada edad y otro joven, utilizaron el método del ahorcamiento para terminar con sus vidas en puntos opuestos de la ciudad de Mérida.

118

Dos hombres, uno de avanzada edad y otro joven, utilizaron el método del ahorcamiento para terminar con sus vidas en puntos opuestos de la ciudad de Mérida.

El primer caso se reportó a las 09:40 horas en la calle 16 número 372 entre 11 y 15 del fraccionamiento Cámara de Comercio Norte donde se registró la muerte de Pedro Adiel Fernández Castillo de 81 años de edad.

Su yerno Gustavo Eduardo Pérez Rodríguez, informó que al entrar por la mañana al cuarto del ahora fallecido, lo encontró hincado y tenía atado una soga de nylon al hamaquero y a su vez a su cuello.

Al verificar sus signos vitales se percató que aún tenía pulso por lo que cortó la soga para recostarlo. Minutos después llegaron paramédicos de la ambulancia Y-14 e la SSP pero solo confirmaron la muerte.

Pérez Rodríguez indicó desconocer el motivo por el cual su suegro se privó de la vida. La causa de la muerte fue asfixia por suspensión.

EN EL FRACCIONAMIENTO CÁMARA DE COMERCIO NORTE

Poco después se supo de otro caso a las 11:30 horas en unos terrenos invadidos ubicados en la Calle 193 entre 90 y 92 de la colonia San Luis Sur Dzununcán.

En el lugar se tomó conocimiento del cuerpo sin vida de quien solo conocen como Miguel Ángel de aproximadamente 26 años de edad.

María Cristina Dzul Bacab de 30 años, dijo que percibieron un olor fétido por lo que al acechar por una ventana, se percataron del cuerpo en estado de descomposición. Se encontraba suspendido de una soga de seda que ató a su cuello y a la base del techo de lámina de zinc.

Comentarios

Comentarios