Vistosa procesión guadalupana en Kanasín: hasta un jinete en toro

Publicado diciembre 06, 2019, 2:52 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 2 mins

Hasta un jinete montado sobre un toro participó en la procesión de la iglesia de Santa Inés de Mulchechén hacia la iglesia de San Cristóbal, el santuario guadalupano de Yucatán ubicado en el centro de Mérida.

El contingente estuvo conformado por unas 350 personas que se trasladaron a pie y en diversos vehículos, incluyendo cuatrimotos, así como 200 jinetes.

Por cierto, como informamos, uno de los caballos que participaba en la procesión pateó la carriola de un niño que junto con su mamá presenciaba el vistoso contingente en el fraccionamiento Granjas.

El jinete no se detuvo porque, al parecer, no se enteró del accidente en el que resultó lesionada la madre del menor, quien metió la mano para proteger a su hijo y sufrió fractura del dedo meñique.

El pequeño, pese a que cayó de la carriola, no resultó lesionado.

La procesión avanzó por calles de Kanasín y Mérida que están en el trayecto a San Cristóbal. Su paso motivaba que la gente saliera a ver atraída primero por la música y luego por los caballos y los vehículos, algunos de ellos decorados.

Pero sin duda el que más llamaba la atención era un jinete montado en un toro. Todos quería tomarle fotos y grabar video, porque no es común que un toro se deje montar y mucho menos que cabalgue.

Conforme avanzaba la procesión se fueron sumando personas que los acompañaron un tramo o hasta San Cristóbal. Hubo quienes los siguieron a pie o utilizando vehículos como patines.

Fue todo un espectáculo por calles de Kanasín y del oriente de Mérida.