Seguiremos hasta las últimas consecuencias: Ligia Canto

La mamá de Ema Gabriela Molina Canto dice que se siente tranquila porque, 'aunque ellos vayan hasta el amparo y esto llegue a nivel federal, la sentencia ya está cerrada, ya no hay rendijas donde puedan decir que no son culpables'.

1112

Ligia Canto Lugo ya no corre. Pasito a paso espera, eso sí: sin quedarse quieta. Y ayer llegó una respuesta con aires de justicia: los sicarios tabasqueños Jonathan Mézquita Avalos y Oscar Miguel López Tovilla fueron declarados culpables del asesinato de Ema Gabriela Molina Canto, su hija, ocurrido hace casi un año.

El Tribunal Segundo de Juicio Oral, integrado por los jueces María del Socorro Aranda Tamayo, Verónica Burgos Pérez y Sergio Marfil Gómez, los encontró responsables del feminicidio, a cinco días de que se cumpla un año de cometido, es decir, el martes 27 próximo.

La voz de Ligia es suave pero firme, que por momentos se quiebra pero remonta vuelo otra vez, dice que se siente muy reconfortada. “Lo que ocurrió ayer me hace reforzar más la fe y la confianza en las autoridades de que este proceso va a llegar hasta el final con una justicia completa hasta las últimas instancias”, señala.

Está cansada, pero sabe que no puede bajar los brazos y menos ahora. El martes próximo se cumple un año del brutal feminicidio del que su hija fue víctima y un día después –el miércoles 28- en una audiencia de individualización de penas, se fijarán los años que los recién declarados culpables pasarán en prisión por el crimen cometido.

“Son plenamente culpables”

“Me siento tranquila porque, aunque ellos vayan hasta el amparo y esto llegue a nivel federal, la sentencia ya está cerrada, ya no hay rendijas donde puedan decir que no son culpables. Son plenamente culpables y de eso no hay duda”, expresa.

Como informamos, Ema Gabriela desafió al sistema de justicia durante años para recuperar a sus tres hijos, quienes habían sido raptados por su ex esposo, el empresario yucateco Martín Alberto Medina Sonda, encarcelado actualmente por fraude y presunto autor intelectual del asesinato, quien además ahora se amparó.

El 27 de marzo del año pasado, Ema Gabriela fue asesinada a cuchillazos en la puerta de su casa por Mézquita Avalos y López Tovilla.

En Yucatán el homicidio es penado con 40 años de cárcel y el feminicidio con 50 años. En este caso están los agravantes de portación de armas y drogas.
“Yo creo que les van a dar más de 40 años de cárcel, sobre todo por los agravantes”, indica Ligia para quien, en estos momentos, el miércoles próximo –día de la sentencia- es sumamente importante para ella.

Sobre su ex yerno Medina Sonda, Ligia explica que el amparo que obtuvo en Puebla (argumentó que se violentaban sus derechos humanos) sólo retrasa el proceso y que, en poco tiempo (no cree que pasen ni meses siquiera) todo continuará su rumbo y se hará justicia. “Sólo te puedo decir que de que está adentro, está adentro”, asevera.

Llorar en privado

Yucatán Ahora le preguntó si, un día antes y con motivo del primer aniversario de la muerte de Ema Gabriela, planeaban organizar algún acto, evento o marcha, sin embargo Ligia manifiesta que no puede pensar ahora en eso.

“Si hacemos algo lo debo hablar antes con mis hijos y la familia en general, porque realmente estamos todos muy desgastados. Lo que más nos importa ahora es pensar en los chicos y que este proceso llegue hasta el final y con una victoria indestructible”, puntualiza.

Ligia tiene pocas certezas en estos momentos pero las más importantes son esperar el día del juicio y, un día antes, llorar en privado. “A mi niña la llevamos en el corazón todos en la familia y la amamos y siempre la seguiremos amando. La quiero recordar como lo que fue, una luz amorosa”, expresa, con la voz en un hilito.

También es fundamental para esta abuela de tres nietos “Con excelentísimas calificaciones”, puntualiza, estén ajenos de todo lo que rodea el caso de su mamá asesinada.

“Hemos logrado que no estén al tanto de nada para que tengan una infancia lo más tranquila posible, rodeados de amor y protegidos. Conforme vayan creciendo, los velos irán cayendo por la edad y será necesario acompañarlos pero desde otra forma porque ya serán más grandes”, concluye.-CGO.

Comentarios

Comentarios