Pueblos mayas redescubren ecotecnias para aprovechar mejor los recursos naturales

Publicado enero 27, 2020, 5:36 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

MÉRIDA, 27 de enero de 2020.- El 24 de enero es reconocido por la ONU como el día mundial de la educación. Si bien se piensa mucho en las niñas y los niños, la educación también puede aplicarse a lo largo de la vida de los adultos.

Por ello, diferentes alternativas para aprovechar eficientemente los recursos naturales, se presentaron durante la Feria de Ecotecnias donde participaron más de 150 campesinas, campesinos, asociaciones civiles, estudiantes e investigadores de la Península de Yucatán con el objetivo de intercambiar experiencias y conocimientos sobre el uso, aplicación, y evaluación de ecotecnias en el contexto de la transición agroecológica.

Reunidos en el Centro Comunitario Noj Naj de Chacsinkín, los asistentes pudieron explorar el funcionamiento de: bomba de mecate; bombeo solar de agua; estufas ahorradoras de leña y ollas solares; biodigestores; secador solar; sistemas de captación pluvial y participar en talleres de preparación de bioles, microorganismos e insecticidas orgánicos.

La Feria también incluyó un recorrido en milpa maya a cargo de Idelfonso Yah Alcocer, de la organización Guardianes de las Semillas, y en el jardín botánico de plantas medicinales por Jesús Poot de Misioneros A. C. así como la demostración y práctica en campo con motocultor, máquina para facilitar la limpieza y preparación del terreno para cultivo.

Para Juana Bautista Acevedo, campesina de la comunidad de Xoy, fue importante participar en la Feria de Ecotecnias para conocer qué tipo de ecotecnia es más conveniente implementar en su solar. “Me interesaron todas las ecotecnias, en particular el biodigestor, ya que podría ser de mucha utilidad en nuestra casa aprovechando todos los desechos orgánicos”.

Gonzalo Pérez Cortés, del campus de Ciencias Biológicas y Agropecuarias de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), explicó que los deshidratadores solares, son ecotecnias de fácil construcción y que aprovechan la radiación que emite el sol, capturan la temperatura dentro del deshidratador y el aire que pasa y circula, ayuda a que los alimentos pierdan los líquidos para darle un mayor tiempo de vida a los alimentos “En los pueblos de Yucatán es muy útil sobre todo para deshidratar chile habanero y flor de jamaica”.

Roxán Valera García, estudiante de la Universidad Marista, comentó que muchas de las ecotecnias presentadas son conocidas sólo de manera teórica por los estudiantes. “Este tipo de encuentros fomentan la práctica en campo y el diálogo directo con los usuarios y productores, los jóvenes no debemos perder la esperanza, pues existe mucho ingenio y tecnología que podemos aplicar en el campo”

La comunidad anfitriona ofreció un exquisito desayuno y comida con ingredientes de la milpa maya que fueron cocinados con estufas ahorradoras de leña, a cargo de Dulce Magaña de la organización Túumben Kooben y campesinas de Chacsinkín.

Al finalizar la Feria, se realizó una rifa de una olla solar, una canasta con variedad de maíces, un deshidratador solar, material de divulgación y libros de biodiversidad.

La Feria de Ecotecnias fue organizada por el Programa de Pequeñas Donaciones (PPD) del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) y contó con la participación de Guardianes de las Semillas A. C., Túumben Kooben, U’yool’ché A.C, Heifer Internacional, Instituto Internacional De Recursos Renovables, A.C. (IRRI), Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), Rotoplas, Mecanización y Tecnificación Agrícola Mexicana (METAMEX) y la Secretaria de Desarrollo Sustentable (SDS).