Progreso se suma a la insurrección priista: denuncian encuesta amañada

Publicado diciembre 11, 2017, 1:30 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

Como un manantial inagotable, no dejan de fluir las inconformidades de priistas en los municipios en medio de los procesos internos para seleccionar candidatos a las alcaldías.

El sábado trascendendieron inconformidades en Tekax, Hunucmá y Kanasín, tres de los municipios más grandes de Yucatán, y ahora se les suma Progreso, el principal puerto del estado, donde la injerencia de personas vinculadas a Víctor Caballero Durán, secretario de Salud, está causando ruido al proceso de selección.

En el puerto, el candidato priista será el que salga mejor posicionado en una encuesta que se realizó el sábado pasado. Los contendientes son: Luis Ernesto Martínez Ordaz, su prima y ex diputada federal María del Carmen Ordaz Martínez, la directora del Tec Progreso, Lila Rosa Frías Castillo; Julián Zacarías Curi, quien es dueño de una fábrica de estopas; el director del Cobay Progreso, Irving Arthur Castillo Ávila, y el líder local de la Croc, Javier Góngora Domani.

Aspirantes ‘amarrados’

De acuerdo con el sitio progresohoy.com, los aspirantes aceptaron y se comprometieron a respetar -sin mayores cuestionamientos- los resultados que arroje la encuesta.

Lo que más llama la atención es que la encuesta para decidir al candidato fue realizada por la empresa InterGlobal Peninsular, que según los propios priistas, está dirigida por gente cercana a Caballero Durán.

Esta consultora es dirigida por Luis R. Valentino Matamoros y, según notas de prensa, tiene o ha tenido como socios o consultores, entre otros, a Antonio de Jesús Aranda Correa y a Mario Argüelles, todos ellos profesores del Tec Progreso en la época del entonces director Luis Gamboa Avila.

Curiosamente estas tres personas vinculadas a InterGlobal y ex maestros del Instituto Tecnológico Superior Progreso que hoy dirige Lila Rosa Frías, guardan cercana amistad con Castillo Avila.

Incluso, se comenta que Antonio Aranda, actualmente director de Innovación y Desarrollo Institucional del gobierno del Estado, es el “coordinador” de campaña de Irving. Además, se señala que Aranda tiene gran influencia en Irving Castillo, quien obedece a todo lo que le dice o sugiere hacer o decir.

De ahí se desprende a que la encuestadora contratada por el PRI tiene de alguna forma vínculos muy cercanos con Irving Castillo, lo que según priistas locales, pone en riesgo la credibilidad del proceso interno.

Caballero quiere colocar alcaldes

Se menciona que Víctor Caballero quiere colocar candidatos “amigos” en varios municipios con el fin de acomodar a futuro a su gente, pues sus aspiraciones como candidato a la gubernatura no se concretaron.

De acuerdo con priistas inconformes, por eso pretenden colocar a Irving Castillo en la alcaldía por medio de una encuesta amañada, a pesar de no estar bien posicionado entre los priistas de Progreso. Se dice que incluso fue “revivido” como aspirante, pues realmente no sonaba entre los favoritos.

Irving Castillo también tiene la aceptación de la diputada María Ester Alonzo Morales, pues fue director del Sistema Municipal de Agua Potable de Progreso cuando ella fue alcaldesa, y lo poco que ha logrado el joven político ha sido gracias al visto bueno de la hoy diputada local.

De hecho, cuando Irving Castillo fue titular del Smapap en el 2011, contrató a la empresa InterGlobal (de Valentino y Aranda) para buscar la Certificación de Calidad ISO 9001-2008 para el Agua Potable. En ese entonces se anunció que dicha certificación costaría varios miles de pesos al Ayuntamiento. El Smapap, por lo que se sabe, nunca se logró certificar, pero el dinero sí fue cobrado.

Poco después, en el 2012, esa misma empresa realizó supuestamente otra certificación, al DIF Municipal que en ese entonces dirigía María Esther Magadán Alonzo. Las certificaciones fueron promovidas por Irving Castillo, según ex funcionarios de ese Ayuntamiento.

La amistad de Irving Castillo con los socios de InterGlobal no está en duda, ni tampoco los “favores” que él les hizo cuando fue funcionario. Ahora, dicen, podría ser buen momento para cobrárselos y beneficiar los intereses de su amigo y hasta de la propia diputada local, quien como se sabe también apoya a Maricarmen Ordaz en sus aspiraciones por la alcaldía. (Con información de ProgresoHoy)

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.