Pese a exhortos y visitas de la Policía, empresas se niegan a cerrar por Covid-19

Publicado abril 02, 2020, 11:12 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

MÉRIDA, 2 de abril de 2020.- Transcurre el segundo día del anuncio oficial de suspensión de actividades en Yucatán, de cara a la fase más crítica de la pandemia de coronavirus Covid-19, pero son numerosas las empresas que no han detenido actividades.

Las denuncias que llegan a Yucatán Ahora no han cesado pese a que se han dado ya intervenciones de autoridades que han acudido a los negocios, fábricas y empresas a pedirles que cierren y que permitan que los empleados vayan a sus casas.

En algunos casos, como la ferretera Fernández de la calle 70, por el barrio de Santiago, las empresas cierran las puertas cuando va la Policía, pero apenas se retiran los oficiales vuelven a abrir.

Si bien los dueños han dicho que no están dispuestos a cerrar, al menos los empleados han ganado algo: que les proporcionen cubrebocas y gel antibacterial, pero en realidad lo que necesitan es estar en casa, porque tienen miedo de contagiarse y contagiar a sus familias con el coronavirus.

Otra empresa que no acata las disposiciones es Farmacias Guadalajara, que no ha detenido la construcción de sus sucursales en Mérida. Este es el caso de la que se ubica en la avenida Fidel Velázquez con calle 59, donde los obreros, por cierto traídos de fuera, trabajan sin ningún tipo de protección contra el Covid-19, además de que no guardan la sana distancia.

El mismo panorama se observa en otras construcciones que tiene la cadena de establecimientos diversas zonas de Mérida.

A la redacción de Yucatán Ahora han llegado también denuncias ciudadanas contra Honda, Kia, Promotora Residencial y Automotriz Serva.

Igual nos reportan que diversas fábricas y plantas en la zona de San Pedro Nohpat siguen tan activas como si no hubiera emergencia sanitaria.

La fábrica de botanas Picorey también está funcionando, poniendo en peligro a sus empleados, reportan vecinos que viven en la zona donde se ubica la planta.

Igual en la Sambulá los vecinos reportan que hay muchos comercios de giros no esenciales que están funcionando de manera normal, sin ningún tipo de restricción.

En las mismas condiciones está la distribuidora de autos SEAT ubicada en el Periférico. Incluso invitan a la gente a que lleve sus autos a servicio, cuando debería ser una de las empresas cerradas en medio de la emergencia sanitaria.

En el caso de la empresa Perfect Home, nos reportan que a los empleados les han pedido que ya no lleven uniformes, a fin de que las autoridades no detecten que siguen funcionando. El gerente ya les advirtió que van seguir trabajando hasta donde sea posible.

También nos reportan a casas de empeño que se niegan a bajar la cortina, como CFMEX Luz Saviñón y Fundación Dondé.