Personal docente y administrativo de la UTM quiere fuera al rector David Alpizar

Publicado octubre 06, 2018, 10:19 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 19 mins

Recibimos la siguiente carta que personal docente y administrativo envía al gobernador Mauricio Vila Dosal:

Era la una de la tarde del pasado viernes 5 de octubre, cuando a través del correo institucional se citaba a todo el personal a una reunión de urgencia. Personal docente y administrativo fueron testigos de una actuación penosa y lamentable de un David Alpizar, venido a menos y en una postura de mártir de la Universidad que, evidentemente, ya nadie cree y que terminó con tristes y reducidos aplausos únicamente por parte de su círculo más cercano a modo de mesías de barrio, mientras que la mayoría del personal salía del auditorio en el mayor de los silencios y mirándose a los ojos en un gesto de pena ajena.

El aún rector acompañado de sus flamantes directores con una expresión poker face y de aquí no pasa nada, se dirigió al personal para explicar su aparente postura institucional. Mencionó que el Gobierno encabezado por Mauricio Vila “legalmente está violando la Constitución del Estado, y prácticamente esto da origen, vamos a llamarle, a una controversia, esto es ilegal y tenemos argumentos. Uno de los principales argumentos que nos motivó más a pelear fue el despido masivo que ha habido en todas las dependencias del estado, donde no han hecho ni siquiera el más mínimo análisis si la persona es capaz o no es capaz, cuántos años tiene de antigüedad”.

Contrariamente a lo nosotros los profesores y administrativos hemos vivido en la UTM con esta serie de rectores, encargados de la rectoría y otros apestados políticos a los que mandan a la congeladora en puestos directivos y de jefes de departamento que solo roban a manos llenas de nuestra universidad, que no van a trabajar y que operaron en la campaña de Mauricio Sahuí y han dejado a la UTM en un estado crítico y al borde de la quiebra; el rector saliente comentó cínicamente que “las universidades no son botín político”. ¿Y qué son? Cómo podemos definir a la UTM cuando vemos que el hermano, la sobrina, la amiga y otros cercanos de Lucelly Alpizar están en puestos dentro de las instituciones educativas. La amiga, la Srita. Giovanna Aguilar, operadora de la campaña de PRI, que ni iba a trabajar y que deja a Control Escolar un caos. Tiene un calendario escolar que solo a la damita ésta le acomodaba para trabajar menos y sus vacaciones, y no respondiendo a las necesidades de estudiantes y personal. A los compadres de Víctor Caballero, Carlos Morcillo y su esposa Rebeca Peniche como director de industrial y rectora de Izamal. Don Morcillo, como hemos leído en diversas publicaciones, tiene secuestrada a la universidad y engaña con su técnica de hombre encantador a rectores y directores nuevos para luego clavarles el puñal por la espalda; de eso nos pueden platicar Alpizar y Bello Bolio a detalle. Morcillo es un hombre que lo acompaña un historial enorme de abusos laborales, traiciones a sus compañeros, maltrato a personal y que también utilizó de la Universidad para beneficio de sus empresas.

Por otro lado, durante muchos años a la esposa de Víctor Caballero como maestra de horas siempre teniendo un trato preferencial sobre la demás planta docente y creyéndose una reinita, porque como tiene problemas de autoestima quería sentarse en todos los eventos en la primera fila con las autoridades.

Aarón Rosado, el pepinero, sacado a patadas de la SEFOE por sus tratos en lo oscurito y obteniendo provecho personal para Hulkin, la comercializadora de pepino de mar propiedad de su familia y que durante los dos años que ha estado en la universidad ha destruido la UNIIDE. Nadie sabe dónde está el dinero de la UNIIDE, especialmente la administradora de ese recurso Ing. Alejandra Escamilla Puc, quien debería rendir cuentas con la administración entrante. Hasta antes de que estos dos llegaran, la UNIIDE por muchos años fue uno de los motores económicos de la UTM, hoy es inoperante y se ha despedido a casi la totalidad de su plantilla de honorarios, a quienes por cierto obligaron a hacer campaña a favor del PRI en Timucuy y Ucú a cambio de mantener su puesto. Desde el mes de enero el personal de honorarios dejó de asistir trabajar a la Universidad, dando dedicación completa a la campaña del PRI, eso sí, cobrando y utilizando el recurso de la UTM.

Y podríamos escribir horas del tema, por ejemplo de Jorge Novelo (por nombrar uno de tantos), coordinadores de carrera, jefes de comunicación social, encargadas de áreas de deporte y apoyo al estudiante y hasta asistentes personales de ciertos directores con delirios de artistas.

Y ahora nos dice que las universidades no son un botín político. Tiene razón, eso es correcto, no son un botín político son un botín político y económico. Cuánto zángano mantenemos y cómo han destruido nuestra institución.

Sobre los despidos masivos invitó al personal a tomar acciones, mencionando: “Si de hecho, todas estas dependencias de gobierno, no es legal, espero que muchas de estas gentes se asesoren y puedan demandar legalmente conforme al derecho y conseguir al menos alguna indemnización de acuerdo a la ley”. Prepárese Lic. Mauricio Vila, porque este rector está invitando a tomar acciones legales contra usted.

Sobre la razón de tanto alboroto nos dijo que: “Seguramente ustedes habrán oído: Ah no los rectores se quieren quedar!. No es exactamente mi caso, no es que nosotros nos queramos quedar pero nosotros acudimos a la ley para decir para decir no me puedes remover sin mi consentimiento, entonces ellos han querido convencernos a firmar renuncias voluntarias, cosa a la cual nosotros nos hemos negado porque al firmar una renuncia voluntaria estoy ya renunciando a mis derechos laborales”

Más preocupante resulta su postura ante el nuevo gobernador: “este asunto no solo tiene una implicación laboral sino que también tiene una implicación administrativa” y “Para hacérselos claramente, el día de la toma de posesión el gobernador juró cumplir y hacer cumplir la ley y NO LO ESTÁ CUMPLIENDO!, entonces eso amerita una sanción administrativa al gobernador” “Obviamente un gobernador que apenas empieza, yo no sé si su equipo de trabajo no contemplaron todas estas situaciones, ustedes seguramente han seguido los medios de comunicación, han cometido error tras error en muchos aspectos”

A otro personaje que le tocó una recordadita fue al anterior rector de la UTM, el Ing. Ricardo Bello Bolio a quien casi señaló de traidor: “Hay un personaje (refiriéndose al Ing. Bello), ustedes lo conocen muy bien, no voy a mencionar su nombre, que para que nos hiciera una oferta, nosotros dijimos no, nosotros no queremos oír ofertas” “Muchos de ustedes conocen a mi sobrina Rossana, que es rectora de Maxcanú (refiriéndose a la Universidad Tecnológica del Poniente), ella es muy, un poquito desesperada y además comete el error de creerle a este personaje, va a la junta y le ofrecen tres meses de sueldo y su aguinaldo, según sus cálculos de ella, ella debería recibir un millón cuatrocientos mil pesos y le ofrecieron doscientos ochenta mil pesos, quién de ustedes aceptaría, creo que nadie verdad, entonces dijimos bueno si esas son las ofertas que nos van a hacer, entonces ni siquiera nos interesa oírlas y, por lo tanto, nos mantenemos en nuestra posición de que nuestro nombramiento no ha sido oficialmente revocado. Y entonces quitan al personaje”.

En ese momento es cuando el monólogo desnuda la realidad del atrincheramiento, DINERO, a ellos no les importa la institución, no les interesa los alumnos y, mucho pero mucho menos los empleados de la universidad. Ellos solo velan por su propio beneficio, como siempre lo han hecho y lo dice descaradamente: “Yo tengo dos años, no espero que me den mucho” “nuestras renuncias por el momento no son negociables, nuestra postura no te voy a dar mi renuncia, quieres que yo me vaya despídeme, mándame un oficio donde digas que estoy destituido, a mí me nombró un gobernador solo un gobernador me puede destituir. ¿Tiene la facultad para hacerlo? Eso está por verse” “Por eso el gobernador hizo esa actitud y bueno, vamos a discutirlo en los tribunales” “La única razón, o sea, la única causa, por la que yo aceptaría poner mi renuncia y esa es la postura que hemos acordado no todos, pero la mayoría de los rectores, es si nos garantizan que nadie en la institución va a ser removido, esa es nuestra postura, es la única forma en la que nosotros pondríamos voluntariamente nuestra renuncia. Si ellos se comprometen y de alguna forma nos aseguraremos que sea algo que se pueda cumplir o no sé cómo lo vamos a hacer, la única forma de que nosotros presentemos nuestra renuncia es si se garantiza que no va a ser removido ningún personal de las instituciones” ya no es cuestión de dinero, yo en lo personal, me darían a mí me van, me darían a mí, no sé, espero escuchar su oferta no?, pero a mí realmente con dos años antigüedad, legalmente no es mucho lo que me tocaría y ya se los dije lo que me toque se los regalo, pero que me firme el gobernador que en la UTM nadie va a salir por la puerta de atrás”.

También dejó sobre la mesa y a la consideración de los oyentes el “hay en otras instituciones, del interior, maestros y alumnos que ya se están movilizando por esta situación”, pero claro, la UTM no lo apoya, ni lo apoyará. Los profesores no somos tontos y no nos va a engañar ni nos va a incitar a actuar contra el gobierno. Queremos que se vayan todos ustedes.

Don David, cuándo ha pensado en nosotros. Con qué cara usted pide un trato digno cuando a través de su jefe de recursos humanos Leonardo Pérez ha engañado a personal haciéndolos firmar sus renuncias o haciéndoles creer que les darán algo y al final no les dan nada. Con qué cara pide igualdad de derechos cuando usted mismo ha violado el propio reglamente de la Universidad, el reglamento de ingreso, promoción y permanencia cuando ha emitido últimamente licencias indefinidas a todos los políticos que abandonaron la universidad y que el reglamento claramente señala que la vigencia de la licencia es de máximo un año; ahora que finaliza el gobierno priista vuelven como perros con la cola entre las patas y a ellos sí los recibe, qué vergüenza. Se le ha olvidado cómo ha mandado llamar a las personas que están por finalizar el tiempo de su licencia con la amenaza de que serán despedidos pero, claro, para sus políticos si puede pisotear el reglamento de nuestra universidad, ese del que ahora se declara fiel defensor. Sobre ese mismo reglamento cómo es posible que usted sea quien avale que profesores sin capacidades, sin estudios, sin una trayectoria destacada ocupen los más altos niveles del escalafón de sueldos, sí ese grupito del RIPPA, esos que son jueces y parte, esos que ponen requisitos a la medida, a su medida para obtener aumentos salariales, como la ingeniera y solo ingeniera Marta Zapata prima de Rolando Zapata. Invitamos al nuevo gobierno y a contraloría a revisar quiénes tienen los niveles más altos de sueldos cuando ni maestría tienen, siendo esto uno de los principales requisitos para ser profesor de tiempo completo. Han hecho un modelito para subir sus salarios a la medida, solo ellos pueden ganar puntos, solo puntúa lo que ellos hacen. Repetimos: ¿Derechos? Nos siguen descontando nuestras aportaciones al ISSTEY y siguen sin depositar nuestra parte y su parte. Cree usted que no sabemos que llevamos tres años sin hacer antigüedad. Cree usted que no nos preocupa que si mañana algo nos pasa estamos totalmente desamparados en seguridad social. Eso sí es pisotear nuestros derechos.

Nosotros, personal administrativo y docente de la UTM, le queremos decir que no somos ignorantes. Que tenga la decencia de hablarnos con la verdad, porque la sabemos y no estamos de acuerdo con lo que hacen usted y sus directores. Que el tiempo de tratar al personal como si no entendiéramos y a base de mentiras ya se acabó. Que el tiempo de su rectoría ya se acabó. Es importante saber llegar pero más importante es saber cómo irse, tenga una salida digna. Que el nuevo rector y las próximas rectorías dejen de marearnos con mentiras esperando nuestro aplauso, no lo recibirán. La Universidad no es más un botín político, no es más su botín político y económico. Nuevos tiempos han llegado y lo primero siempre será la educación. Le pedimos al Gobernador Lic. Mauricio Vila Dosal un trato digno para nosotros los empleados, unas condiciones de estabilidad laboral para todo el personal, incluidos nuestros compañeros de horas que no cuentan ni con la certeza de trabajo ni con derechos de seguridad social. Queremos tener la certeza de que mañana nosotros y nuestras familias tendrán que comer y no estar dependiendo del humor de los directores. No somos trabajadores de segunda. Siempre velaremos por nuestros alumnos, siempre velaremos por nuestra institución, siempre velaremos por la educación; pero necesitamos que ustedes velen por nosotros.

Lic. Mauricio Vila, gobernador del estado, le reiteramos que los profesores y personal administrativo de UTM queremos fuera al Ing. Alpizar, a todos sus directores, coordinadores y jefes de departamento que solo se han dedicado hacerle daño a la institución.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.