Más tardó la detención de un traficante de aves; lo liberaron horas después

Publicado junio 16, 2020, 12:48 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

MÉRIDA.- Más tardó el operativo para la detención de un tráficante de aves en Tizimín, que el tiempo que el sujeto hizo en prisión, incluso presumió entre otros individuos dedicados a la misma ilegal actividad que ya estaba libre y bien.

El acusado hasta se dio tiempo de alertar a los demás traficantes y “tramperos” que liberen a sus aves silvestres, porque “es lo que está perseguido”.

Como informamos, Marcos P.T., de 56 años, fue detenido la noche del lunes 8 de junio a raíz de una denuncia ciudadana. Tenía en posesión 17 aves en el patio de su vivienda, en el fraccionamiento Los Reyes de Tizimín: ocho dominicos, siete mariposos, un loro verde y un chinchinbacal.

El individuo no pudo acreditar los permisos y la procedencia legal de la posesión de esta aves, las cuales quedaron bajo resguardo de la autoridad ambiental.

De acuerdo con información recabada, el individuo se dedica a la venta de crías de loro que roba de los nidos. En el argot popular se le conoce como acoplador de loros y otros pájaros que están en la categoría de protegidos o en peligro de extinción.

El traficante de aves fue llevado a la sede Valladolid de la Fiscalía General de la República (FGR), donde fue liberado unas horas después, el martes 9 de junio.

Ayer se hizo una diligencia de seguimiento a este caso, el cual se está llevando con el acusado en libertad, porque la ley no considera como delito grave el tráfico de aves protegidas y en peligro de extinción.

Ya en libertad, en un grupo de Whatsapp de acopladores, Marcos P.T. informó que ya había salido de prisión y que se encontraba bien, ya en su casa.

En un audio, advirtió a sus compañeros que viene en serio el combate al tráfico de aves y les recomendó deshacerse de sus pájaros silvestres.

A continuación, la transcripción del audio que se obtuvo a través de “informantes infiltrados” en el mencionado grupo de Whatsapp:

“Realmente es cierto, el consejo que yo les daría es que no tengan aves silvestres en sus aviarios, más bien… si tienes aves silvestres no te van a quitar lo que no es silvestre, como los agapornis personata (una especie de loritos africanos), porque no es eso lo que se persigue. Efectivamente fue una denuncia ciudadana hecha por una persona de Tizimín. Ya me encuentro bien, me encuentro en mi casa, muchas gracias por los comentarios. Sí, mejor, como dicen por ahí, lo silvestre desháganse porque es lo que está perseguido”.

De acuerdo con fuentes cercanas al caso, el combate al tráfico de aves se está logrando gracias a las denuncias ciudadana, porque de parte de las autoridades federales, en este caso el Ministerio Público de la Federación, se comparta prácticamente como “abogado” de los traficantes.