Los recortes presupuestales obligan a la UADY crecer solo en forma virtual: J.J. Williams

Publicado septiembre 12, 2022, 2:20 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

Tras cuatro años de recortes presupuestales por el gobierno federal y el impacto de la pandemia, la Universidad Autónoma de Yucatán ha establecido como estrategia crecer de manera virtual, para ello ha firmado un acuerdo con siete municipios con la opción de bachillerato y 2 carreras profesionales.

José de Jesús Williams Aguilar rector de la máxima Casa de Estudios de Yucatán dijo que, en las circunstancias actuales es imposible crecer y crear campus universitarios en las cabeceras municipales, como sucedió en Tizimín. En este momento, señaló, la institución ha priorizado aspectos que son vitales, como atención y mantenimiento de los espacios universitarios, equipos y materiales, suministros que se postergaron durante la pandemia.

El rector acudió este día a la Cámara de Comercio de Mérida para firmar un acuerdo de colaboración y participación con este organismo empresarial. Ahí, se presentó la alternativa para que jóvenes universitarios realicen prácticas profesionales y servicio social entre las empresas afiliadas.

El rector de la Uady señaló que, si bien la institución ha crecido en los últimos diez años, ha sido muy lenta, con respecto a la demanda, es innegable que, el estado ha crecido poblacionalmente, la demanda de espacios para jóvenes en bachillerato y licenciaturas no ha aumentado y únicamente puede crecer la matrícula estudiantil a través de educación virtual.

La Universidad Autónoma de Yucatán demanda más recursos y está buscando obtenerlos a base de empresas universitarias, ofreciendo asesorías, investigación para empresas: Sin embargo, no es suficiente, apuntó.

Williams Aguilar comentó que, la Uady ha crecido, pero no al paso que tendría que hacerlo, debido a las condiciones económicas. Enfatizó que, a cuatro semanas del inicio del ciclo escolar 2022-2023, la institución está funcionando al 100 por ciento de manera presencial, desde el regreso a las actividades presenciales el año pasado, la estrategia más importante ha sido atender la condición psicoemocional de los universitarios, agregó.

Destacó que, la universidad está buscando cómo llegar a la población en los municipios y por ello ha concretado un primer acuerdo como los municipios de Akil, Cantamayec, Hunucmá, Muxupip, Sotuta, Tecoh y Ticul, para que los alcaldes destinen un espacio con internet y servicios para ofrecer una educación virtual.

El acuerdo establece que, los alcaldes tienen un plazo de seis meses para concretar los espacios, la difusión y promoción para la inscripción de jóvenes y la Uady se encargará del proceso educativo, ofreciendo bachilletaro y dos licenciaturas. El acuerdo puede ser accesible para todos los municipios, sostuvo, por lo que se espera que más presidentes municipales se vinculen a esta alternativa y se puedan crear unidades universitarias en cada cabecera municipal, sostuvo.

Explicó que, la Uady lanzó hace diez años la modalidad de bachilletaro virtual, pero con la pandemia del Covid, se advierte la necesidad de ampliar esta posibilidad a muchos más espacios llevando el proceso de enseñanza hasta los jovenes en los municipios que no pueden desplazarse hasta los centros urbanos.

Apuntó que, si bien, la pandemia del Covid ocasionó una reducción en la matricula debido una serie de factores como la económica y las condiciones de comunicación, la institución esta trabajando para recuperar las condiciones con estos jovenes que pausaron sus estudios y puedan retomar su proceso de enseñanza a través de educación virtual.

Por ello, abundó, se ofreció un descuento del 50 por ciento en inscripciones para este curso escolar y se entregaron 600 becas completas para estudiantes que requirieron este apoyo para continuar su proceso académico, dijo.

José de Jesús Williams declaró que, la Uady prepara ya el presupuesto para el 2023, que deberá ser presentado al Consejo Universitario en octubre y validado en noviembre para iniciar las gestiones ante el gobierno federal de asignación de recursos, estableciendo que las prioridades más importantes están en consolidar las condiciones actuales de la institución, postergando los proyectos no viables para nuevos tiempos, comentó.