La generación de los dos meses de vacaciones en verano… éramos felices y no lo sabíamos

Publicado julio 10, 2021, 12:25 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 2 mins

Por: Martha Zamudio

Como no ocurría desde los tiempos en que el PRI tenía dominio absoluto de la política en el país, desde el centro del país se impuso un calendario escolar de 200 días, ajeno totalmente a las condiciones ambientales que prevalecen en Yucatán, donde se vive un verano eterno que se acrecenta con la humedad que prevalece en junio, julio y agosto.

Gracias a la intervención de las autoridades estatales, se logró que Yucatán tenga un calendario de 190 días, que comenzará el 30 de agosto de este año y concluirá el 8 de julio de 2022, lo salvará a los niños y estudiantes en general de estar tomando clases en medio del sopor, las temperaturas infernales y la humedad del verano yucateco.

Aún recuerdo cuando se impuso que los niños volvieran a clases a mediados de agosto, una burrada total casi comparable con la de aquellos que proponen que los niños salgan después de mediados de julio.

Cómo se ve que ellos están en sus cómodas oficinas con aire acondicionado y no tienen que estar tomando clases en viviendas donde no hay clima artificial que mitigue el calor.

Si ya de por si son estresantes las clases en línea, imaginen si a ellas se añade el calor y la humedad.

Reto a esos “cerebritos” que asesoran a la maestra Delfina Gómez (titular de la SEP federal) a que vengan a despachar no un día, sino solo unas cuantas horas desde alguna casa de grandes fraccionamientos como Ciudad Caucel, Juan Pablo y San Marcos Ciudad Sustentable, a ver si aguantan el calor y la humedad, a ver si no se les comienzan a escurrir los sesos, de los cuales seguramente tienen muy pocos.

No en vano en tiempos antiguos en Yucatán se tomaban dos meses de vacaciones completitos. Mucha gente que hoy ronda los 45 años y más aún recuerda que las últimas clases eran a finales de junio, y cuando comenzaba julio ya estábamos de vacaciones.

Éramos felices y no lo sabíamos…