Joven meridana teme por su vida: su vecino trató de violarla y lo denunció, pero aún no lo detienen

Publicado junio 04, 2021, 3:28 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

Una joven meridana acusó a su vecino de abusar sexualmente de ella, en la colonia Miguel Hidalgo. Incluso el sujeto trató de ahorcarla porque la víctima no cedía a sus pretensiones sexuales.

Los hechos ocurrieron el pasado martes 2 de junio, aproximadamente a la una de la tarde, en casa del individuo, hasta donde la agraviada llegó mediante engaños del agresor sexual.

La joven tiene 20 años, es madre soltera y para obtener dinero se dedicar a vender cosméticos y es niñera por las tardes.

Llegó a casa del individuo porque éste le hizo un pedido de mascarillas. De hecho, desde la noche anterior le pidió que fuera a llevarle los productos, pero la joven alegó que ya era tarde.

Al día, aproximadamente a la una de la tarde, el sujeto, al que la joven identifica como Andrés Castillo, le pidió que fuera a llevarle las mascarillas.

La joven accedió, pero apenas entró a la casa el sujeto la agarró de las manos y le pidió que lo besara. Acto seguido arrojó a la joven hacia un colchón en el piso tratando de ultrajarla.

Al ver que la víctima oponía resistencia, trató de ahorcarla, pero la joven sacó fuerzas y logró quitárselo de encima y salió corriendo de la casa.

El agresor le advirtió que no dijera nada de lo sucedido, pero esto no amedrentó a la joven, que llegando a su casa le contó a su primo los hechos y llamaron a la policía.

Al ver que llegaba la autoridad, el sujeto huyó en su coche y hasta ahora no se para por ahí.

La víctima interpuso una denuncia, pero asegura que tiene miedo pues su agresor aún está libre, además de que se enfrenta a agresiones verbales por parte de la familia del presunto violador.

Otros vecinos han apoyado al individuo e incluso le dicen a la joven que no es violación porque ya es madre, además de que es su culpa por ir sola a la casa de un hombre.

Aquí el relato de la joven que compartió en redes sociales:

“Mi nombre es Carolay García, tengo 20 años y una hija, soy soy madre soltera me dedico a la venta de cosméticos y soy niñera por las tardes.

El martes 1 de junio un vecino me pidió unas mascarillas, pero eran alrededor de las 11:30 pm de la noche y le dije que no podía ya que no me iban a dejar mis papás, que si gustaba podía pasar por mi casa.

El siguió insistiendo y le dije que no. Al día siguiente día 2 de junio a la una de la tarde me preguntó que si estaba en mi casa y le respondí que sí, y me dijo que si le puedo llevar las mascarillas y le dije que con mucho gusto.

Le pregunté si llevaba cambio, a lo que él me respondió sí un billete de 100. Le avisé a mi abuela que iba a entregar un pedido a la vuelta de la casa a lo que ella me contesta si está bien.

No iba a tardar ya que es a la vuelta de mi casa. Cuando llego a su casa él me dice que yo pase yo pase ya que Nunca me imagine que iba a pasar después….. cuando entro le entrego las mascarillas y me agarra de mis manos y me dijo que lo besara.

Yo le dije que no quería y siguió insistiendo. Le dije que no, que por favor me soltara que afuera está mí abuela y mi hija, le mentí pero era para que dejara ir, y aún así no me dejó. Fue cuando unos cuantos pasos más me tiró sobre un colchón que él tiene.

Se puso encima de mí, me empezó a tocar. Yo le dije que por favor no quería, que me estaba lastimando, puse toda la fuerza para que no me siga lastimando. Alzo mi blusa y me empezó a manosear y él se enojó porque yo no quería y me empezó ahorcar sentía que ya no entraba el aire luego el metió sus dedos en mi boca sentía que ahogaba.

Logré que él se baje encima de mí y le dije que por favor no me hiciera nada. Me dijo que prometa que no diga nada y salí corriendo. Cuando llegué a mi casa llorando se lo conté a mi primo, me dolía mucho el cuello estaba muy asustada, llamamos a la policía. Tomaron mis datos, fui a la Fiscalía, fui valorada pero él sigue libre y no quiero que otra niña más sea su víctima”.