Hombre se arroja del puente de Caucel, en el Periférico meridano

Publicado julio 02, 2020, 1:23 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA.- Un hombre que según dijo padece de los “nervios” se arrojó hace unos minutos del puente de Caucel en el Periférico meridano.

La estructura tiene una altura de seis metros, pero el individuo sobrevivió. Según se averiguó, el hombre subió corriendo el puente, llegó a la mitad y se lanzó al vacío.

Rápidamente fue auxiliado por policías de la base policiaca que tiene la SSP debajo del puente. A los pocos minutos llegó una ambulancia con paramédicos de la corporación que le prestaron los primeros auxilios al lesionado.

Pese a la caída, el hombre estaba consciente. El hombre no logró identificarse, pues no atinó a decir su nombre, y quedó en calidad de desconocido.

Es delgado, de aproximadamente 1.70 metros de estatura, moreno, de cabello negro y largo. Vestía playera tipo polo de color azul, pantalón de mezclilla y sandalias.

Resultó policontundido, con heridas abrasivas y con posible fractura de una pierna. Fue trasladado al Hospital O’Horán.

Entre lo poco que pudo mencionar, dijo que sufría depresión.

Es el cuarto caso similar que se registra este año en Yucatán, pero este último es el único que ha logrado arrojarse.

Anteriormente fueron tres intentos, dos de ellos en el Periférico de la capital y uno más en el puente Tamanché de la carretera Mérida-Progreso.

Llama la atención que los cuatro han ocurrido durante los meses de contingencia por el Covid-19, y dos de ellos durante la contingencia ciclónica de la tormenta tropical Cristóbal.

El primer casos sucedió el pasado 23 de abril, cuando un hombre intentó arrojarse del puente del Periférico, en la salida de la 50 Sur.

En esa ocasión, como informamos, la intervención del titular de la SSP, Luis Felipe Saidén Ojeda, evitó que el hombre se arrojara al vacío.

El 2 de junio, un adolescente de 15 años trató de suicidarse lanzándose del puente peatonal del Conalep, en el Periférico a la altura de la entrada a Chenkú.

El jovencito, quien por depresión intentó acabar con su vida, subió a las estructuras del puente y amenazaba con aventarse al vacío.

Al lugar llegaron agentes de la SSP que hablaron con él y lograron que desista de sus intenciones.

Unos días después, el sábado 6 de junio, un muchacho de 18 años amenazó con lanzarse desde el puente Tamanché de la carretera Mérida-Progreso, pero un transeúnte se percató y logró convencerlo de que no lo hiciera.