Grupos de choque de Morena “revientan” manifestación pacífica en Mérida

Publicado enero 20, 2020, 1:40 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA, 19 de enero de 2020.- Grupos vinculados a Morena alteraron lo que se pretendía fuera una manifestación pacífica, la mañana de este domingo en la zona hotelera del centro la ciudad.

Mediante prácticas no habituales en Yucatán, estos grupos de choque generaron violencia durante la protesta que avanzaba sobre la calle 60, en el cruce con la 35, donde la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) había instalado vallas para evitar que se alterara el orden.

En otros puntos donde se instalaron vallas también se vio a gente con actitudes y lenguaje no propios de la gente de Yucatán, acostumbrada a manifestarse de forma pacífica y sin alterar el orden.

En la zona donde las cosas se salieron de control (calle con 35) se ve en primera fila de la manifestación a grupos de choque, que poco a poco fueron desplazando a los maestros, jubilados y pensionados.

La provocación fue evidente e incluso había gente entre ellos que los incitaba a aumentar la presión y la violencia, porque ya tenía el video “más de mil seguidores”.

En un momento dado, la primera línea del grupo de choque logra arrancar una de las vallas y jalan a un policía al que golpearon, lo que motivó la intervención policiaca y se logra la detención de dos provocadores.

Al notar esto, los golpeadores aumentaron la presión y comenzaron a empujar fuertemente para romper la valla y la fila de seguridad que trataba de contenerlos.

Por cierto, esto propició la preocupación de los policías de las filas posteriores, y uno de ellos arrojó la granada de gas lacrimógeno para dispersar la manifestación y evitar que estallara la violencia.

En redes sociales circulan videos donde se evidencia de qué parte provinieron los actos violentos.

En otras grabaciones se escucha cuando alguien del grupo de choque, incluso con un megáfono, pretende “negociar” la “entrega” de dos de sus compañeros detenidos durante el rompimiento de las vallas y los empujones.

Con una actitud y un lenguaje que no es propio de los yucatecos, les pide a los policías que les “entreguen sanos y salvos” a sus compañeros detenidos, pues ellos “devolvieron” a un policía sin ningún rasguño.

“Sean recíprocos, nosotros no le hicimos daño a su compañero policía, cuidamos que se regrese sano y salvo el policía”, insiste el del megáfono.